Losing Alice de Apple TV+ Análisis en profundidad de la serie

Siempre que Apple TV+ lanza una nueva serie en su, de momento, pequeño catálogo, es motivo de alegría. En esta ocasión nos regala una serie de autor: Losing Alice, de esas por las que HBO lleva toda la vida apostando y que suponen prestigio a la marca más que una ingente cifra de audiencia, pero es que AppleV+ está a otra, las cifras de audiencia no van con ella.

Losing Alice es una inquietante producción con una atmósfera cargante que poco a poco va atrapando al espectador, el cual cae rendido en su particular juego de espejos. No es un thriller al uso, es una profunda indagación sobre la psicología humana: los miedos, los anhelos, la creatividad…

Una serie que ha sido coproducida por Apple TV+ junto con una productora israelí, país que sigue demostrando a golpe de talento que ahora mismo son una de las grandes fábricas de Europa del mundo, como hace unos años lo fueron las series escandinavas —que ahora solo parecen preocupadas por lanzar una gran cantidad de medianías de género negro—.

Ahora mismo otras adaptaciones de series israelís están triunfando, es el caso de Your Honor (Movistar+) o la maravillosa Homeland (que adapta la serie Prisionero de guerra de Gideon Raff).

En este caso la serie se ha introducido en el catálogo, tal cual, sin adaptación. Lo cual es de agradecer. La showrunner es la israelí Sigal Avin, desconocida para el público europeo, pero de la que se empieza a hablar y mucho en aquellos lares, especialmente en el mundo televisivo y en el teatro. Algunas de sus creaciones ya han sido adaptadas en Estados Unidos, país que sigue con lupa a la cineasta.

Losing Alice viene avalada por las buenísimas críticas que recibió en la sección seriéfila del Festival de Cannes.

Descubre nuestras secciones de:

Desmontando Losing Alice

La serie es un thriller oscuro y psicológico, con altas dosis de erotismo —especialmente en el tórrido episodio 7 que recrea un rodaje de cine—, con cierta estética neo-noir muy de agradecer y que sirve para romper tópicos sobre un país como Israel, el cual se muestra moderno y cada vez más abierto al mundo.

Muchos son los temas que componen la trama, más allá de unas misteriosas desapariciones y muertes de algunos personajes: peligrosos triángulos amorosos, ansías de poder y contol, obsesión por el trabajo, búsqueda de la creatividad perdida, reconocimiento profesional.

Un inquietante producto, tan extraño como poliédrico en el que nada es lo que parece. Muy al estilo de obras maestras del cine como Mullholand Drive (David Lynch) o Drive (Nicholas Winding Rfn).

Losing Alice Sophie

¿De qué va la serie Losing Alice?

Alice es una afamada directora de cine alejada de los focos por su maternidad, eclipsada por el éxito creciente de la carrera de actor de su marido.

Alice se encuenta en esa tierra peligrosa en la que los creativos se encuentran en algunas ocasiones: la búsqueda incansable de la inspiración a través de un nuevo guion que le haga volver a lo más alto.

Al inicio de la serie la directora tiene un (¿fortuito?) encuentro en un tren de vuelta a casa con una joven y talentosa guionista, Sophie, la cual se declara ferviente seguidora del trabajo anterior de Alice.

Sophie ha escrito el que parece ser un guion magnífico, un escrito misterioso que ha levantado grandes expectativas y para el que se ha pensado en el marido de Alice para protagonizarlo.

A partir de ahí se crea un intenso triángulo de relaciones, creándose una especial relación entre ambas mujeres, hasta el punto que la veterana directora se obsesiona con el guion y decide dirigir la película.

Poco más se puede contar de la historia, porque lo demás sería desvelar los giros inesperados de guion.

El cine dentro del cine

Otro de los puntos fuertes de la serie es la inmersión en el mundo del cine y el rodaje de una película. Metacine en estado puro para una serie que no escatima talento en planos preciosistas, fotografía exquisita y una puesta en escena muy visual.

Además, lo onírico y la metaficción se mezclan con escenas de las que no sabemos a qué corresponden: ¿es la realidad, son escenas de la película que se está rodando, son los temores o ensoñaciones de las protagonistas?

Las dos mujeres protagonistas realizan unos tabajos de interpretación sobresalientes. Alice está interpretada por la actriz Ayelet Zurer, toda una estrella en su país de origen, Israel. Sophie, está interpretada por una maravillosa Lihi Kornowski, conocida modelo israelí que se enfrenta a un personaje complejo y lleno de aristas.

Si estás a la busca y captura de series diferentes, que huyan de los productos empaquetados de los que hacen gala otras plataformas como Netflix, Losing Alice es tu serie. Un producto por el que solo algunas plataformas podrían apostar, como el caso de Hulu o HBO, y, ahora, Apple TV+.

Un juego de seducción y misterio maravilloso, que atrapará al espectador a través de la belleza forma de sus escenas.

Tráiler de la serie Losing Alice

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.