The Mandalorian: guía básica

Subimos a bordo de la Razor Crest de nuestro mandaloriano favorito para adentrarnos en una galaxia muy, muy lejana…

El siguiente artículo contiene spoilers tanto de la serie como del universo Star Wars

A nadie se le escapa que The Mandalorian es una de las series de moda. La ficción de Disney+, primera de acción real del universo creado en 1977 por George Lucas, ha sabido captar mejor que nadie la esencia y la magia que destila la franquicia galáctica, transportándonos a un mundo tan peligroso como estimulante. Su segunda temporada solo va por la mitad, pero ya podemos afirmar que se trata de una de las series del año. Por ello vemos necesario en Seriemaniac esta guía básica de The Mandalorian.

The Mandalorian es la historia de Din Djarin, uno de los últimos guerreros del culto mandaloriano, un credo, un modo de vida, caracterizado por un fuerte espíritu belicoso y unos curiosos preceptos (como nunca quitarse el casco). Estos guerreros, procedentes en su mayoría de un planeta del Borde Exterior llamado Mandalore, se encuentran esparcidos por la galaxia. Una cadena de derrotas les ha llevado a ocultarse y ganarse la vida como cazarrecompensas. «Este es el camino».

La serie tiene lugar en los años posteriores a la caída del temible Imperio Galáctico, es decir, después de la derrota del Emperador Palpatine tras la postrimera unión de fuerzas paterno-filial entre Darth Vader y Luke Skywalker. Son estos tiempos de cambio y de cierto vacío de poder. La Nueva República trata de hacerse con el control de los diversos planetas de la galaxia, pero aún quedan muchos sistemas peligrosos en los que reina el caos y violentos señores de la guerra. Una suerte de far west, de lugar sin ley, en el que Mando deberá moverse con cuidado para mantener la cabeza pegada a los hombros.

The Mandalorian

The Mandalorian: guía básica

La serie creada por Jon Favreau (padre también del Iron Man del MCU) es una maravilla audiovisual. Cuenta con un alto presupuesto que coloca su nivel de producción y efectos especiales prácticamente a altura de los films de la saga. Requisito este fundamental para poder disfrutar como es debido del inmenso catálogo de criaturas, naves espaciales y remotos planetas que vamos visitando. Sin olvidar la épica e inmersiva banda sonora del sueco Ludwig Göransson.

Otro nombre que merece ser mencionado es el de Dave Filoni. Él es uno de los principales culpables del éxito del universo expandido de Star Wars con las series de animación The Clone Wars y Rebels. En The Mandalorian lo tenemos como productor, así como guionista y director de algunos impactantes episodios. Filoni es, con mucha probabilidad, la persona que mejor ha sabido trasladar el espíritu Star Wars a nuestros días.

Por el momento, Mando ha estado en planetas tan diferentes como el célebre Tatooine (cuna de Anakin), con sus jawas y moradores de las arenas; el vulcánico Nevarro, un auténtico nido de cazarrecompensas pertenecientes al Gremio; el selvático y (en apariencia) apacible Sorgan; o la húmeda luna de Trask, con sus pescadores mon calamari con jerseys de lana, entre muchos otros.

Mención especial para las numerosas escenas de acción que jalonan cada episodio, ya sean batallas navales en el espacio o intensos tiroteos al más estilo western. Desde cazas de legendarios monstruos gigantescos a reyertas de cantina, pasando por espectaculares asedios a golpe de artillería o explosivos trabajitos como el del sorprendente episodio 6 de la primera temporada. En The Manadalorian apenas hay momento de descanso.

Si hay un aspecto decisivo que hace a la serie tan especial, ese es sin duda la confección de sus personajes. El Mandaloriano, nuestro hombre sin rostro, es interpretado por el carismático Pedro Pascal (Narcos), el cual cede casco y armadura de beskar a un par de especialistas para las escenas de tiroteos y combate cuerpo a cuerpo. Resulta notable que, solo con la voz y mínimos movimientos de cabeza, Pascal logre infundir humanidad a un personaje tan duro y hermético.

The kid, Baby Yoda

Mando mola, y mucho, pero nuestros corazones pertenecen a una personita verde y de orejas puntiagudas. Oficialmente es «el Niño», aunque popularmente se le conoce como Baby Yoda. Desde su inesperada irrupción (todo cuanto rodea a este personaje continua envuelto en un halo de misterio), la imagen del Niño ha pasado al top del merchandising Star Wars en forma de muñecos, camisetas, llaveros… Y es que el (quizás) pariente del legendario y poderoso Yoda, es la pieza clave de una historia en la que este bebé de 50 años (!) tiene mucho que decir.

Secundando a la extraña pareja, encontramos una buena nómina de personajes secundarios. A destacar el jefazo del Gremio de cazarrecompensas Greef Karga, interpretado por Carl Weathers (el mismísimo Apollo Creed), la antigua soldado de choque de la República Cara Dune (impresionante despliegue físico de la ex luchadora Gina Carano), no podía faltar el droide (doblado por el gran Taika Waititi, también director del episodio 8) IG-11 o el entrañable Kuiil, al que pone voz el veterano Nick Nolte. Sí, el de «he hablado».

Aparte de nuevos personajes, que son el eje de la serie, en The Mandalorian tenemos la presencia o el rastro de auténticos clásicos Star Wars. Guiños, múltiples referencias, conexiones con las pelis y series de animación, easter eggs y esas cosas que nos encantan a los fans de la saga.

La lista es casi interminable, citamos algunas como la congelación en carbonita, superdroides de combate de las Guerras Clon, un AT-ST como los de la batalla de Endor, los X-Wing rebeldes, la cantina de Mos Eisley en la que Han Solo liquida a Greedo, la armadura del legendario Boba Fett…. O un par de queridos personajes femeninos: la mandaloriana Bo-Katan (Katee Sackhoff) y la Jedi Ahsoka Tano (interpretada por Rosario Dawson).

Bo-Katan

Dos personajes conocidos de las series animadas y que, sin lugar a dudas, están destinados a dar mucho juego. Bo-Katan es la legítima heredera al trono de Mandalore, y su objetivo es recuperar el planeta y reinstaurar su poder. Ella pone a Mando en la pista de Ahsoka Tano, legendaria Jedi entrenada en su día por el mismísimo Anakin Skywalker.

Resulta reconfortante ver como la saga sigue tan viva y fresca cuatro décadas después de su nacimiento. Comprobar como aguanta el paso de nuevas generaciones y nos da motivos para la esperanza tras el pequeño fiasco que supuso El ascenso de Skywalker. La mezcla de western espacial, aventura clásica, space ópera y acción épica que propone The Mandalorian la convierten en el producto perfecto de Star Wars.

Dos recomendaciones para terminar. Galería Disney: Star Wars: The Mandalorian, completísimo Making of de 8 episodios en el que sus responsables nos muestran los entresijos de esta espectacular producción. Imperdible también las maravillosas ilustraciones de arte conceptual que aparecen al final de cada episodio, auténticas joyas recopiladas en el siguiente vídeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.