Crítica de la serie The Mandalorian

El pasado 12 de noviembre la nueva plataforma Disney+ desembarcó en el universo catódico con un claro objetivo: desbancar a HBO y Netflix. Su primera serie de producción propia para entrar en batalla: The Mandalorian.

Lo que parece claro viendo la serie The Mandalorian es que la compañía de Mickey Mouse no va a escatimar en gastos. La producción posiblemente sea la más descomunal que he visto nunca en televisión: monstruos de todas las razas, bichejos, planetas, naves, armas. Elementos que ahora mismo harían palidecer a cualquier dragón de Juego de tronos, al menos en lo que a presupuesto se refiere.

Y es que Disney+ —tal y como venía anunciando— nos lleva la magia de las películas de Star Wars al salón de casa. Por lo que podremos disfrutar de una historia made in Star Wars pero de casi cinco horas de duración.

Eso sí, Disney+ de momento solo se puede ver en Estados Unidos y en un puñado de países afortunados. España y otros lugares del mundo tendrán que esperar al próximo 31 de marzo de 2020.

España y otros lugares del mundo tendrán que esperar al próximo 31 de marzo de 2020.

Respecto a este tema y dado el éxito de The Mandalorian, quizá Disney+ podría estudiar distribuir la serie en otras plataformas hasta su lanzamiento oficial. Como por ejemplo hizo Netflix con House of Cards que se podía ver en Movistar+ antes de que la plataforma desembarcase en nuestro país, o Juego de tronos que también se distribuyó antes a través de Movistar+.

Para su puesta de largo ha delegado en uno de los hombres de confianza de la compañía: el director Jon Favreau. Director de una de las sagas mejor valoradas de Marvel como es Iron Man y de los relanzamientos en acción real de El libro de la selva y El rey león (una de las nuevas líneas de negocio en la Disney tiene depositadas muchas esperanzas).

A Favreau también lo hemos visto como actor con papeles de bonachón en las pelis de Marvel: siendo un agente de S.H.I.E.L.D el cual logra conquistar el maltrecho corazón de la tía May en el reboot de Spiderman con la nueva saga Homecoming.

Se nota el respeto que Jon Favreau tiene por la saga, por los personajes y por el universo (nunca mejor dicho) de la mejor historia de ciencia ficción de todos los tiempos. No en vano, ejerce de productor, director y showrunner de la serie. Su personal sello se nota. Ahora mismo podríamos decir que es uno de los grandes maestros de este tipo de aventuras de acción, eso es indudable.

Jon Favreau

El gran miedo que teníamos todos respecto a Disney+ comienza a desvanecerse. Es cierto que es una serie para el gran público familiar, pero no se escatima con muertes de todo tipo y con un toque adulto. Disney+ no va a ser una plataforma para niños, al menos eso ha quedado bien claro.

Así que ahora no parece tan descabellado que las series Marvel que emitía Netflix (Daredevil, Jessica Jones, The Punisher) continúen en Disney+ con garantía de fidelidad al trabajo anterior.

Otra prueba del buen hacer de Disney+ es que para esta serie se ha decidido abandonar lo que quizás hubiera sido más fácil: contar una historia con los Jedi como protagonistas. No. Para esta serie se ha elegido un personaje solitario y atormentado. Un mandaloriano, los cuales tienen la guerra y las armas como una religión.

¿De qué va The Mandalorian?

La historia se sitúa años después de la caída del Imperio que vimos en las pelís clásicas (las buenas) de Star Wars. Esto es, los hechos suceden después de lo visto en el Eepisodio VI: El retorno del Jedi.

Todo se centra en un cazarrecompensas mandaloriano —similar al Bobba Fett de las pelis— el cual recibe un misterioso encargo para atrapar a un ser que parece que ha levantado el interés de gran parte de la galaxia. (Al final del artículo hablaremos de quién puede ser este misterioso objetivo).

Eso le da a la serie The Mandalorian una estética más próxima al western clásico de tipos duros y de malos sin escrúpulos. Algunos planos parecen haber sido sacados de cualquier spaguetti western del bueno de Leone. Solo falta que del labio de nuestro héroe descanse un cigarrillo a medio apagar.

Esta idea queda reforzada por la elección de los escenarios: planetas desérticos alejados de los ecos de batalla entre el extinto imperio y la recién implantada República.

Por si fuera poco, Disney+ echa más leña al fuego con la contratación de rostros importantes.

El reparto se encuentra liderado por Pedro Pascal, uno de los rostros televisivos más importantes tras encarnar al bueno del Príncipe Oberyn de Juego de tronos, o al agente Peña en la venida a menos Narcos. Eso sí, de momento, ni rastro de la cara del actor pues, su personaje, no se ha dignado a quitarse el casco en ningún episodio.

Además, añadir al veterano actor Nick Nolte. Mucho se está hablando de qué personaje interpreta Nolte, pues, es imposible identificarlo por ninguna parte. Si bien todo apunta a que una máscara digital traslada toda la expresividad de su rostro y de su actuación a un muñeco que hace las veces de Kuiiil, compañero de viaje de The Mandalorian y que lo ayuda a explorar un yermo planeta. Como curiosidad decir que este Kuiiil está interpretado por una mujer embutida en un traje. También veremos próximamente al bueno de Giancarlo Esposito (el eterno Gustavo Fring de Breaking Bad).

the mandalorian serie

La serie cuenta con 8 episodios de unos 30-40 minutos de duración. Dado el revuelo que ha despertado en Internet ya ha sido renovada para una segunda temporada. De hecho, el 8.0 con el que ya cuenta en portales como Filmaffinity no hacen más que avalar esta decisión.

Por su puesto, encontramos mucho fanservice. Disney no es tonta y sabe que tiene que contentar a los fans más leales a la saga. Así que vemos muchos elementos reconocibles: soldados imperiales, ladrones robachatarra, armas, bares galácticos repletos de gente de mal vivir, etc.

La serie es un prodigio técnico y tiene una realización impecable. Nos recuerda a otros productos de la saga Star Wars. Cuida cada detalle al máximo: diseño de producción (no os perdáis las maravillosas piezas de arte que componen los títulos de crédito finales), la estética de los personajes, la fotografía, o la banda sonora que resulta a todas luces sublime.

Quizás el único pero, por querer buscar alguno, es el hecho de que parece más una película desmenuzada en episodios que una serie propiamente dicha. Quizás Disney+ tendrá que cuidar esos aspectos en el futuro y entender que el mundo de las series tiene un lenguaje y unos códigos propios, muy distintos a los del cine.

Disney+ ya está aquí. La batalla por conseguir el trono de la plataforma más vista ha comenzado. Posiblemente muchas plataformas se quedarán por el camino, pues no podrán competir con el presupuesto que manejan gigantes empresariales como Disney, Amazon o la propia AppleTV de la que ya os hablamos la semana pasada, la cual también ha desembarcado por todo lo alto fichando a base de talonario a grandes personajes del mundo televisivo.

Libro de series seriemaniac

Spoiler Alert: ¿Quién es el misterioso objetivo de The Mandalorian?

Uno de los hechos más comentados de la serie es la presencia del pequeño objetivo que tiene que encontrar el protagonista, que no es otro que un pequeño bebé de la raza de Yoda. Sí nuestro maestro Yoda.

Resulta que la serie se ha convertido en viral por la preciosidad de criatura que han diseñado para crear ese ser de la raza de Yoda recién nacido. Bueno, el bebé tiene ya 50 años, pero ya sabemos que la misteriosa raza de Yoda (de la que siempre se ha guardado un gran secretismo) es muy longeva, por lo que esos 50 años son casi la edad de un recién nacido.

La criatura podría competir en ternura con el mismísimo Gizmo de Los Gremlins, y cada vez que aparece en pantalla se come (a veces de forma literal) cualquier otra cosa.

Bueno, algunas teorías apuntan a que este bautizado como Baby Yoda podría ser el hijo del maestro Jedi de la saga.

Temporalmente encajaría a la perfección. Y de hecho ya en el Episodio I vimos como en el consejo Jedi había una hembra de la misma raza que parecía llevarse bien con el maestro. En los cómics de Star Wars está hembra, llamada Yaddle, tiene más protagonismo. Incluso conocemos la emotiva historia de su muerte. Una muerte heroica en la que sacrifica su vida para salvar a miles de inocentes.

Quizá hubo una bonita historia de amor verdoso entre Yoda y Yaddle, quizás fruto de esa relación surgió nuestro precioso y afable Baby Yoda.

Habrá que esperar para conocer más detalles. De momento, sí sabemos que Baby Yoda también ha desarrollado el poder de la fuerza, por lo que es posible que cuente con una gran cantidad de midiclorianos.

Desde luego, el personaje es todo un acierto en todos los sentidos. Pues ya veo a los responsables de marketing de Disney frotándose las manos con la venta de pequeños peluches, aunque parece que su objetivo no era solo el de vender merchandising de la serie, como sí pasó con los Porgs —esas criaturitas (pingüinos peludos) del episodio VIII— que parece también volveremos a ver en el desenlace de la saga Episodio IX.

Eso sí, habrá que esperar unos meses para ver a Baby Yoda en las tiendas pues la insistencia de Jon Favreau para que no se filtrara nada de este personaje ser ha llegado a buen puerto, por lo que Disney todavía no ha tenido tiempo de lanzar los productos oficiales.

Peluche baby joda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.