¿A quién te llevarías a una isla desierta? Análisis sin spoilers

La última producción original de Netflix España

El viernes 12 de abril Netflix estrenó su nuevo largometraje original de producción española. Aún sigue siendo escaso el catálogo de Netflix en este aspecto, y mucho menos aún los títulos que se salvan. Esta vez, aunque sin lanzar las campanas al vuelo, el nuevo estreno tiene el aprobado.

Creo, sinceramente, que Jota Linares es uno de los directores que más proyección va a tener en el cine español de la próxima década. Su manejo de la cámara, del lenguaje visual, de la fotografía y de la dirección actoral es muy notable. Sólo es cuestión de que una gran historia llegue a sus manos. Aún así, consigue hacer despegar hacia lo recomendable guiones que pueden presentar ambigüedad o simplicidad en su planteamiento; como es el caso de esta nueva apuesta de Netflix por lo ibérico. Esta vez, Linares opta por subir la cámara a las tablas y acercarla a los personajes hasta respirar con ellos, y por crear una atmósfera llena de naturalidad y verdad en cada escena o diálogo. Gracias a eso consigue imprimir sobriedad y autenticidad a un drama generacional y emocional que en principio viaja hacia un segmento de edad muy concreto.

¿A quién te llevarías a una isla desierta? es estructuralmente una obra de teatro dividida en tres partes: una primera en donde nos presentan al grupo y a las individuales, una segunda que sitúa de lleno todo el drama y la tensión, y una tercera que viaja cinco años después para conocer el devenir de unas amistades que se separaron en una de esas crápulas noches madrileñas en donde la verdad aparece envuelta en drogas, alcohol y rencor.

Puedes leer otras críticas de películas de Netflix haciendo clic en el enlace.

Por tanto, esta cinta es un pequeño y a la vez universal retrato de esos convulsos años en los que debes decidir hacia dónde irá encaminado el resto de tu vida, de esos años en donde todo es desenfreno vital y vacío existencial, de esos años en donde queremos ser más de lo que podemos ser, de esos años sin censura, de esos años en donde buscamos dar sentido a esa parte escondida de nosotros mismos mientras la insurrección controla nuestros pasos. Linares y el guión evitan que este desenfadado y sudoroso filme no parezca un frívolo relato adolescente gracias a la carga poética y el juego dramático de unos personajes perfectamente interpretados por cuatro jóvenes sorpresas, en especial Andrea Ros, que completa un memorable trabajo.

Y luego está Madrid. El siempre presente Madrid de barrio, de la noche, de lujuria, de libertad y libertinaje. Director y guionista, de soslayo han querido ofrecernos de nuevo esa parte del Madrid que la generación de los 80 tanto echa de menos, para así conseguir zambullirnos en una trama que sin duda nos hace retroceder una o dos décadas en nuestras vidas. Porque quizás si que eramos así, sí que sentíamos así, y sí que actuaba os así.
Me queda solo el desazón de no haber podido escuchar (quizás por una cuestión de derechos) detrás de esa canción principal de la película a los verdaderos artífices de esas letras y melodías. ¡Dónde estabas entonces, cuando tanto te necesité…!

Tráiler película ¿A quién te llevarías a una isla desierta?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here