Maniac: Crítica en profundidad sin spoilers

¿Se puede luchar contra la depresión? Y en tal caso, ¿estarían justificada las pruebas con humanos para conseguir tal fin? Este es el punto de partida de la serie Maniac, un producto original de Netflix, y el leitmotiv principal de una serie tan experimental como refrescante, que además profundiza sobre otras muchas capas.

Maniac es una serie limitada creada por Netflix, de la que ya sabemos con certeza que no habrá segunda temporada, posiblemente porque no habría sala de guionistas que soportara tal cantidad de argumentos bizarros.

Como creadores tenemos a dos sospechosos habituales. Por un lado el talentoso Cary Fukunaga, director de la primera temporada de True Detective hasta que se peló con el siempre polémico Nic Pizzolato que ejercía -y ejerce- como showrunner. Por otro lado, Patrick Somerville, uno de los guionistas de una de las mejores series de lo que llevamos de siglo: The Leftovers. Lo que hace entender en buena manera, el derroche creativo y visual que es Maniac, una serie muy plástica y totalmente desligada de cualquier tipo de atadura narrativa.

Con la serie Maniac, estamos ante la clásica serie que amarás u odiarás, con ella no caben los términos medios. Si después de ver los dos primeros episodios no has sentido nada, salvo aburrimiento o incluso estupor, no sigas viéndola; piensa que hay más de quinientas series nuevas todos los años, así que para qué perder el tiempo con ella.

Pero si como a mí, la serie te ha atrapado, te ha tocado la fibra y ha conectado con algo muy profundo de tu alma, entonces abróchate el cinturón porque vas a disfrutar con algo muy pocas veces visto en la pequeña pantalla.

Maniac es un gusto adquirido, que vamos aprendiendo a apreciar con el paso de los episodios. Una serie «rara», que a momentos nos recuerda a los histriónicos personajes de los hermanos Coen, o la belleza de Spike Jonze con su película Her. Una serie ecléctica, por tanto, llena de guiños y narrativas distintas.

Además es muy profunda, los creadores nos proponen varias capas que tenemos que ir descubriendo poco a poco, regalándonos algunos momentos geniales. Reflexiones sobre la familia, el amor, la superación de la muerte; son temas transversales al servicio de una puesta en escena simplemente brillante. Pero básicamente, Maniac es un bonito estudio sobre las segundas oportunidades, esas que nos brinda la vida cuando parece que todo está perdido.

¿De qué va Maniac?

Pues en este caso es complicado decir de qué va la serie. Estamos ante una «rara avis» que utiliza una historia central pero que se fragmenta en pedazos en forma de pequeños relatos que podrían ser vistos casi de forma independiente.

Para aclarar un poco, tenemos a dos personajes: Annie y Owen, interpretados por dos animales cinematográficos como son Emma Stone (La, la land) y Jonah Hill (Supersalidos, El lobo de Wall Street). Ambos por circunstancias diferentes, acaban participando en un misterioso estudio sobre la mente humana, organizado por una industria farmaceútica. Annie para superar el trauma de la muerte de su hermana, hecho que todavía no ha superado y del que se siente en parte responsable. Jonah para tratar de lidiar con una familia que lo absorbe y con un mundo que le vuelve la espalda de forma continuada. Durante la reclusión a la que son sometidos durante el estudio, ambos encontrarán puntos en común que les harán sentirse como una tabla de salvación para el otro.

Durante el estudio, unos extraños experimentos orquestados por un superordenador y potenciados por una droga, jugarán con la mente de los protagonistas que vivirán unas ensoñaciones en las que de forma inesperada, tanto Annie como Owen logran compartir.

De ahí que la serie sea una mezcolanza de pequeños cortometrajes independientes, para plasmar esos sueños provocados por los químicos. Tenemos pequeñas historias de fantasía muy del corte El Señor de los anillos, otras más bizarras al estilo de los mencionados Coen o incluso Tarantino, cargadas de violencia explícita; otras en cambio, son de corte más de cine negro o de misterio, pasando por orgías de ciencia ficción disparatada. Como decía al incio, o entras en el juego, o estás perdido.

Actores de la serie Maniac

Sobre los actores hay que decir que ambos están sobresalientes. De Emma Stone poco que descubrir, una actriz brillante que se encuentra ante un papel muy agradecido. De Jonah Hill, tengo que decir que sorprende su cambio de registro, acostumbrados a las gamberradas palomiteras que suele protagonizar, se encuentra con uno de esos papeles que le hacen ganar enteros como actor. Algo parecido a lo que le ha sucedido a Jason Bateman en Ozark.

Por si fuera poco, en el reducido reparto nos encontramos con dos científicos histriónicos que protagonizan algunos de los momentos más interesantes de la serie. Un todoterreno como Justin Theroux, el maravilloso Kevin de la serie The Leftovers, al que también hemos visto trabajando con grandes directores como David Lynch en Mullholand Drive. Y el descubrimiento, al menos para mí, de Sonoya Mizuno. Uno de los personajes más fascinantes de este año, y que ya vimos junto a la Stone en La, la, land o en las interesantes películas del director Alex Garland: Annihilación y Ex-Machina (con su ya mítico baile robótico que se ha convertido en objeto de culto).

Cóctel explosivo

En definitiva, la serie Maniac es un cóctel explosivo, que a los que nos apasionan las artes visuales debe ser de obligado visionado. Una serie con personajes tipo Coen, con una puesta en escena y ese toque nihilista que Spike Jonze imprimió en su obra maestra Her, pero que también tiene reminiscencias de series como Mr. Robot o una historia de amor al más puro estilo de la película de culto Olvídate de mí. Si no has visto todas y cada una de las referencias que he comentado en este artículo, ya tienes trabajo acumulado para las próximas semanas. Si no has visto la serie Maniac ¿Qué narices estás haciendo con tu vida?

Si te ha gustado este tipo de artículos, no te pierdas la sección: Análisis de series.

Nota FilmAffinity:6.6
Nota IMDB: 8.0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here