Marvel, Netflix y los problemas con Disney

Malísima noticia, la que hemos conocido en estas últimas horas sobre la cancelación de la serie Daredevil, que precisamente acababa de terminar su magnífica tercera temporada.

Daredevil era una de las mejores series de la parrilla actual de Netflix, y se la han cargado de un plumazo, lo que resulta del todo incomprensible tras las buenísimas críticas que había cosechado la tercera temporada, y de momento, última temporada.

Pero precisamente, el hecho de que Daredevil se haya convertido en una serie de culto es la gran esperanza que tenemos de que esta cancelación responda únicamente a aspectos contractuales con Disney (poseedora de los derechos de Marvel) y el próximo lanzamiento de su plataforma on demand, al estilo Netflix o HBO, llamada Disney+.

Así pues parece que Netflix se va desprendiendo de sus series de superhéres de Marvel para cederlas a Disney y que puedan ser el plato fuerte de la plataforma, junto con la serie inspirada en el universo Star Wars, de la que ya sabemos que se llamará The Mandalorian y se centrará en los cazarrecompensas que habitan al margen de las guerras entre Imperio y República.

Lo que está claro es que Daredevil, si vuelve, que todavía no está nada claro que lo haga, nunca será la misma, y todavía hay que mirar con cierto escepticismo el trato que Disney+ dará a sus productos, que normalmente suelen estar más edulcorados por ser una empresa destinada a todos los públicos.

El tandem Disney-Marvel, parece que todavía no ha entendido o no quiere entender que las series son el lugar en el que desarrolla el verdadero talento a la hora de contar una historia. Ellos parecen estar preocupados simplemente en el universo cinematográfico y en todo lo que rodea a sus héroes de pantalla grande, de hecho, muchos personajes secundarios de las pelis Marvel empezarán a contar con su propia serie (es el caso de Loki, Viudad Negra, Soldado de invierno, Bruja escarlata u Ojo de Halcón), por lo que los héroes que hemos visto en Netflix es muy posible que desaparezcan del todo.

Por si fuera poco, Netflix empieza a dar síntomas de que se equivoca en algunas decisiones, y empiezan a ver las costuras en algunas de sus propuestas. Demasiadas producciones bajan el nivel y cada vez encontramos más medianías carentes de empaque. La primera decisión controvertida fue la cancelación de la magnífica serie Marco Polo, si bien es cierto que era una de las series más costosas de la televisión, después vinieron otras decepciones como la cancelación de la serie Sense8.

En todo caso, lo único cierto hasta ahora es que Daredevil, sigue el camino de salida de Iron Fist y Luke Cage, que si sufrieron en sus carnes las malas críticas y una audiencia bastante pobre, pero Daredevil es un cas diferente. Sólo un hilo de esperanza mientras la agonizante espera nos diga que pasará con la serie en el futuro, Marvel ha añadido en el comunicado oficial de la cancelación estas enigmáticas palabras: “Esperemos que haya más aventuras del Hombre sin miedo, en el futuro”.

2 Comentarios

  1. Coincido. Las 3 temporadas fueron excelentes.
    Queda la esperanza (muy leve) de que Disney no la deje caer y vuelva con sus actores.
    Una pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here