Crítica sin spoilers de la serie Happy!

3

Análisis sin spoilers de la serie Happy!

Happy! es el amigo imaginario de una niña de 9 años llamada Hailey. Tiene un aspecto cómico y un alma cándida, como manda el tópico. Todo es felicidad hasta que, en la víspera de Navidad, Hailey es secuestrada por el hermano gemelo malvado de Santa Claus. Entonces Happy! tendrá que recorrer la ciudad de New York para encontrar al mayor héroe de la niña: el teniente de policía Nick Sax…

El problema es que Nick, antiguo azote del crimen y policía condecorado, es ahora un despojo humano con tendencias suicidas atrapado en una espiral de prostitutas, alcohol y drogas. Cuando está consciente se alquila como matón y asesino a sueldo para la mafia. Después de una experiencia cercana a la muerte Nick empieza a ver a Happy!, el cual intentará por todos los medios hacer mella en su corazón egoísta y cínico para que le ayude a rescatar a la pobre niña.

Juntos dejarán a su paso un rastro de muerte, sangre y destrucción aliñado con cierto componente sobrenatural y aderezado con una trama clásica policiaca, que esconde una terrible y bizarra conspiración de ricos fetichistas. Todo esto en tono de comedia negra con algunos chistes tan sumamente brutales que te harán plantearte dónde están los límites de la comedia.

¿Quién está detrás de la serie Happy!?

El canal de televisión SyFy ha contado para este proyecto con Brian Taylor (conocido por grandes éxitos como la saga de Crank y por algunos fracasos como Ghost Rider: Espíritu de venganza) y David Petrarca (Jessica Jones, Marco Polo, True Blood…) como directores, consiguiendo una gran mezcla entre acción y buena narrativa.

Especial mención para el elenco de actores porque están todos geniales, desde Christopher Meloni como Nick Sax al cómico Patton Oswalt poniéndole la voz a Happy!, pasando por cada uno de los papeles del reparto, tanto grandes como pequeños. Si tengo que quedarme con un favorito, elegiría la interpretación de Patrick Fischler (Twin Peaks 2017, Érase una vez…) como Smoothie, un psicópata a sueldo de un mafioso dispuesto a ejecutar cualquier orden que le dé su jefe por extraña, bizarra o sangrienta que sea esta.

Pero sin duda el gran secreto del proyecto es que ha contado en la adaptación del guión con el autor del cómic original Happy!: Grant Morrison. Para los que no conozcan a Morrison, decir que es uno de los grandes escritores de novelas gráficas y responsable de alguno de los mejores comics de Super-man y Batman. También es autor de obras maestras del género como El asco o Los invisibles (una de las principales fuentes de inspiración de The Matrix para las hermanas Wachowski).

Conclusión sobre Happy!

Happy! es una serie canalla de humor negro transgresor, donde la inocencia del país de las piruletas y las resacas de los personajes de Bruce Willis quedan para tomarse un trago, meterse una raya y matar a todos los malos. Muy recomendable si estás buscando algo para reírte, tienes un sentido del humor muy brutal y no te asustas con facilidad. No se la pongas a tu hijo/a hasta que no haya cumplido los 18 años (o los 21, si te quieres curar en salud), por muy mono que sea Happy!

Si os ha gustado lo que habéis leído, podéis encontrar los 8 capítulos de la primera temporada de Happy! en Netflix, y dentro de unos meses, el estreno de la segunda ya confirmado por SyFy.

Ex-periodista, ex-montador de escenarios, ex-asistente de payasos de circo, ex-autónomo, ex-camarero, ex-reportero de tv, ex-director de prensa... futuro ex-algo :D

Discussion3 comentarios

  1. Coincido absolutamente. Aunque no es para todo el mundo.
    Si te gusta el humor guarro, no te la pierdas.

    • Francisco J. Carrillo

      Jajaja. Gracias por tu recomendación, Carancho. A mi me da la impresión de que no había visto nada parecido en mucho tiempo. ¿Happy! te recuerda a alguna otra serie?

Leave A Reply