Análisis de la serie Andor: este es el camino

Artículo escrito por:
Víctor Pérez Cañete

Desde que Disney se hizo con el universo Star Wars, allá por 2012, han sido muchos los productos que han llegado a nuestras pantallas. Uno de ellos fue el experimento llamado Rogue One, la primera cinta no perteneciente a la saga principal. En ella conocimos a Cassian Andor, quien toma el rol de protagonista en la última serie de la franquicia en Disney +. Ahora es el turno de la serie Andor.

De la mano de Tony Gilroy y directores como Benjamin Caron y Toby Haynes, Andor ha resultado ser toda una sensación. No solo se ha convertido en la mejor serie live-action de Star Wars, sino en la mejor que ha producido Disney+ hasta el momento. Y lo ha hecho en el año de la vuelta de Ewan McGregor como Obi-Wan Kenobi y del estreno de la serie de Boba Fett. ¿Quién lo iba a decir?

Andor es, posiblemente, la mejor serie que ha producido Disney+ hasta el momento.

Serie Andor de Disney+

 Un soplo de aire fresco

Si por algo destaca la serie Andor es por ser una serie con personalidad. Y no solo dentro del universo Star Wars, también en lo que respecta al panorama televisivo actual. La tiene desde su primera escena, en una especie de mezcla entre Blade Runner y la saga galáctica. Esta identidad propia, que va desde lo visual hasta los ritmos de la trama, se echaba en falta tras las últimas producciones de Star Wars. Por ello, y como hizo en su momento The Mandalorian, Andor triunfa al saber crear un mundo propio. Incluso mejora en eso a la serie de Jon Favreau y Dave Filoni, al apartarse lo suficiente de lo que la predecía. Depende solamente de ella misma y no le hace falta más.

Este estilo propio de Andor proviene desde su base, en la que empieza siendo un thriller que va evolucionando entre muchos géneros distintos. No es casualidad que detrás de la serie esté Tony Gilroy, guionista de la saga Jason Bourne, que implementa elementos del género para fortalecer la serie desde el principio. Pero Andor no se queda en el thriller de los primeros episodios, porque conforme avanza tenemos tintes del cine de robos y sobre todo del carcelario, donde la serie nos da su mejor capítulo (“One Way Out”).

Mediante todo esto Andor nos habla del surgimiento de la rebelión como una lucha política sin precedentes, en la que héroes sin nombre lo sacrifican todo por una libertad que quizás jamás verán. Además, la serie radiografía el imperio como ningún otro producto de Star Wars, mostrando el organigrama fascista del imperio. Cómo fue un régimen basado en utilizar el miedo como arma de control. Un sistema, el imperial, que más allá de los Sith tiene muchas caras. Rostros como el de Dedra, una villana ejemplar que se basa en su totalitarismo y fervor hacia el Imperio. Un personaje, que entre muchos otros en la serie, ejemplifica como Andor acierta alejándose de los tópicos manidos de la saga.

Y con todo esto en la mano hay gente que se puede preguntar si Andor es Star Wars. La respuesta es más que obvia. Esta saga va más allá de los sables láser y la familia Skywalker. Y más en este momento, en el que Disney lo tiene todo para crear un universo rico y lleno de grandes series. Star Wars tiene mucho que ofrecer. Y Andor es el primer paso hacia una dirección realmente prometedora.

Serie Andor de Disney+

Seriedad y una producción a la altura

Tras los estrenos de Obi-Wan Kenobi y El Libro de Boba Fett, Andor ha supuesto un ejemplo de lo que tendría que ser una producción actual de Star Wars. Lo es, en primer lugar, por su realización, puesta en escena y acabado visual. No hay muchas dudas, al menos para un servidor, de que la serie de Tony Gilroy es la más cuidada de la saga hasta el momento.

Y en segundo lugar, a diferencia de las series mencionadas, Andor se toma en serio a sí misma. Ya no solo por la propia seriedad de la historia que nos cuenta, sino por lo bien contada y narrada que está. Los doce episodios de esta primera temporada están perfectamente medidos, haciendo de la serie un relato en el que ni sobra ni falta nada. Esto era una factura pendiente en las últimas series de Star Wars, pero también en las de Marvel Studios, donde las prisas y las temporadas cortas acabaron por socavar el buen hacer del inicio de varias de ellas.

Bien es cierto que para más de uno Andor puede ser una serie lenta y en la que no ocurre nada, pero yo veo una serie en la que cada escena tiene algo que decir y en la que se puede sacar mucho de una simple conversación. Y por si fuera poco, en la que se encuentra el mejor reparto de la saga. El nivel interpretativo de Diego Luna, Stellan Skarsgård, Fiona Shaw, Genevieve O’Reilly, Denise Gough y Andy Serkis (tremendo su papel) pocas veces se ha visto en Star Wars.

En definitiva, Andor es una serie que debéis ver sí o sí si os gusta Star Wars. Se ha ganado a pulso el ser considerada como uno de los mejores estrenos de este año y ya contamos los días para una segunda (y última) temporada que llegará en 2024. Solo queda recordar la famosa línea que entona el credo mandaloriano y que define a la perfección Andor. Porque sí, este es el camino.

Tráiler subtitulado serie Andor

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.