Crítica de Atlanta: Un viaje hacia lo surreal

Artículo escrito por:
Víctor Pérez Cañete

Dentro del actual panorama televisivo son muchas las propuestas que siguen rompiendo con lo establecido, pero pocas como Atlanta. Desde su estreno en 2016, la comedia creada por el multifacético Donald Glover ha conquistado a crítica y audiencia. Ahora, momento en el que se está emitiendo la cuarta y última temporada en Estados Unidos, es el momento ideal para reivindicarla.

La serie de la cadena FX, disponible en Disney +, nos lleva a la ciudad de Atlanta para seguir a Earn, interpretado por el propio Donald Glover, un joven en bancarrota que no tiene trabajo ni hogar. Su salvación aparece cuando su primo Alfred (Brian Tyree Henry) se abre camino en la escena del rap con el pseudónimo de “Paper Boi”. Earn le propone a su primo ser su mánager, para así forjar una nueva vida ambos (aunque también se les une Darius, el mejor amigo de Alfred).

«Atlanta es Twin Peaks con raperos» (Donald glover)

Así comienza el viaje de Atlanta, un inicio muy lejano desde el prisma actual de la serie, que ha ido evolucionando hasta lo que es ahora: el máximo exponente del surrealismo en televisión.

Serie Atlanta

Twin Peaks con raperos

Con estas palabras describió Donald Glover a su serie, y desde luego que no pudo haberlo dicho mejor. Atlanta es una serie que se ayuda de lo sobrenatural, de aquello que no tiene explicación (ni le hace falta), para exponernos una realidad, la de la comunidad afroamericana en la industria musical de Estados Unidos.

Aunque no se queda ahí la serie, porque también trata el racismo o el sistema educativo y aspectos como la fama y la amistad. Y lo bueno es que siempre lo hace de una forma innovadora, sin caer en clichés.

Al final, la serie consigue un retrato, desde la perspectiva de un grupo de tres afroamericanos, de lo que es Estados Unidos. Y el resultado es extraordinario.

Lo hace con episodios que podrían pertenecer a historias de terror, como el impresionante “Teddy Perkins”, media hora que le valió seis nominaciones a los Emmys a la serie, o “Three Slaps”, el sorprendente inicio de la tercera temporada. Pero también lo consigue con capítulos puramente cómicos, como el hilarante y surrealista “B.A.N”, de la primera temporada.

Estos episodios son la definición de lo que es Atlanta y muestran una de sus mayores virtudes: nunca sabes qué esperar cuando le das al play. Gran parte de la culpa la tiene, además de Donald Glover, el director Hiro Murai. De los cuarenta y un capítulos que forman la serie, el director japonés-americano es el encargado de veintiséis de ellos. Su trabajo es fundamental. Y no sólo para que esto sea Twin Peaks con raperos, sino para darle a la serie desde su primer episodio una identidad como ninguna otra en el mundo de las series.

Earn, Alfred y Darius

 Además de todo lo anterior, el alma de Atlanta es Earn, Alfred y Darius. El trío protagonista nos da aventuras grupales de lo más cómicas, pero con los episodios “botella” en los que seguimos a uno de ellos es cuando brilla más la serie. Y también donde conocemos aún mejor a cada uno de los protagonistas.

El mejor ejemplo de ello es Alfred, alias “Paper Boi”, quien tiene varios episodios dedicados a él a lo largo de la serie. Algunos de ellos, como “Woods” o “New Jazz”, son piezas maestras sobre cómo desarrollar a un personaje, además de dar a la audiencia valiosa información sobre el pasado del protagonista sin caer en ninguna trampa narrativa.

Alfred acaba por ser el mejor personaje de la serie, por que al fin y al cabo representa todo lo que es Atlanta. Con la ayuda de la excelente interpretación de Brian Tyree Henry, el rapero regala momentos inolvidables y escenas realmente profundas acerca de lo que significa ser un artista. Pero es que, por si fuera poco, también es el personaje más divertido de la serie.

protagonistas serie Atlanta

Aunque por su lado cómico, pero también reflexivo, destaca Darius (Lakeith Stanfield). El mejor amigo de “Paper Boi” se convierte desde su primera escena en otro icono de Atlanta. Suyo es quizás el capítulo más destacado de la serie, el mencionado “Teddy Perkins”, donde se pasea por la casa de una versión ficticia y aterradora de Michael Jackson. Al igual que Henry, Stanfield hace un gran papel, el más destacado de su carrera.

Para cerrar el trio se encuentra el protagonista de esta historia, Earn. Si bien ha ido perdiendo presencia en pantalla en algunos momentos, la búsqueda del éxito y el bienestar del personaje interpretado por Donald Glover siempre ha estado presente.

Y relacionando con Earn se encuentra Vanessa (Zazie Beetz), su ex-mujer, un personaje que en cada temporada tiene un episodio para ella. Van da el punto de vista femenino de la serie, con capítulos distintos al resto, pero que dan una imagen más amplia sobre lo que significa ser una madre soltera afroamericana en Estados Unidos.

Todos ellos forman el corazón de Atlanta, una serie que rompe con cualquier norma establecida y se ha ganado por derecho propio la aclamación que merece. Y, por si fuera poco, te descubre un puñado de canciones y artistas. No se puede pedir más.

Tráiler Atlanta temporada 4

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.