Especial The Office: Parte I

Reseña escrita por Fran Muñoz

The Office. La serie que agitó el humor y los pilares de la comedia

¿Qué se puede decir sobre The Office que no se haya dicho ya? Si eres uno de los afortunados que aún no la has disfrutado, estas de enhorabuena. Nos encontramos ante una propuesta fresca, innovadora y con un visionado —aun teniendo unos años a sus espaldas— que merece mucho la pena. Ahora disponible en su totalidad en la plataforma Filmin.

Detrás de todo este tinglado tenemos a un genio, un guionista, productor, director, actor (entre otras muchas facetas) llamado Ricky Gervais (1961).

La versión británica de The Office consta de 2 temporadas de 6 episodios más 1 extra de navidad compuesto de 2 episodios. Comenzó su andadura en el mundo de las series, en los años del 2001 al 2003, justo un poco después del estreno de Los Soprano, la serie que marcó la nueva forma de hacer televisión.

En aquella época no existían las plataformas en streaming que hoy disfrutamos (o padecemos, según el tiempo que dispongas). Por tanto, solo pudieron disfrutar de ella en su Inglaterra natal en un canal que es posible que conozcas llamado BBC. Allí fue un rotundo éxito y sentó las bases para sus futuros proyectos e incluso para que los americanos —como no podía ser de otra manera— hicieran un remake de la misma.

La oficina de The Office

A priori, la trama es básica y simple. Se nos muestra el día a día de una empresa de papelería, más concretamente de sus trabajadores y de las vivencias entre ellos, pero con un denominador común, David Brent, el jefe.

Es el personaje en el que gira toda la serie, en el que cada una de sus actuaciones en cada capitulo te parecerá más disparatada y te hará reír a carcajadas.

Se trata de una persona egocéntrica, egoísta, presumida, inconsciente, aunque en el fondo tiene buen corazón y hará empatizar con el espectador.

No debo contar ninguna trama de ningún capítulo, prefiero que vayan descubriéndolos por ustedes mismos y así puedan disfrutarlos, ya que se hacen cortos, en mi opinión demasiado, dejándote con ganas de más, como un chute de dopamina con cada capítulo. Únicamente viendo el remake podrás satisfacer esa necesidad.

Personajes de The Office

Del protagonista ya hemos hablado y se hablará en próximos artículos en la web, así que veremos los que hacen que esta serie se complemente como una genialidad.

Tenemos a Gareth (Mackenzie Crook), el cual podemos calificarlo como el pelotero del jefe, haciendo un papel que borda y que acompaña a David como su Sancho Panza en toda la serie. Siempre está a su lado y lo defenderá a capa y espada, aun viendo que las decisiones de su jefe sean disparatadas o ilógicas para el funcionamiento de la oficina.

En contrapunto a Gareth, esta Tim (Martin Freeman—nuestro Hobbit favorito—), que pondrá cordura y profesionalidad entre el circo que en algunas ocasiones monta el genial David Brent, pero que con el paso de los capítulos irá participando, haciendo pareja con Pam (Lucy Davis), recepcionista de esa peculiar oficina, en la que, menos vender papel, hacen actividades cada una más variopinta siempre con la cabeza ¿pensante? de su jefe David.

La cuarta pared y el falso documental

Dos de los rasgos que más caracteriza esta producción es sin duda el uso de la cuarta pared, un recurso que sentó las bases a lo que a posteriori muchas series o películas usarían como House of Cards, Deadpool (2016), Fleabag (2016) que aún sigue dando sus frutos en sus continuaciones.

Otro recurso usado y ligado a la cuarta pared es la apariencia de que se está grabando un documental dentro de la oficina, aspecto que utiliza su protagonista, para aparentar lo que su alter ego le dice, pero que con sus actos nos demostraran lo contrario.

Estas dos funciones, nos harán que nos metamos aún mas en la vida de los personajes y que formamos parte de la plantilla que conforma la oficina.

Ricky Gervais: Punto de partida y explosión 

Aunque no lo parezca, al ver The Office, Ricky Gervais, licenciado en Filosofía, construye un humor peculiar, una nueva manera de hacer humor, riéndose de si mismo o de lo que ve en la sociedad y que, como buen filosofo que es, nos lo muestra de forma sutil en esta gran y ya clásica serie.

A partir de aquí, continuará con otros proyectos, debido, entre otros a la gran aceptación de la serie y los premios que obtuvo por ella.

Pero, iremos viendo más adelante.

Acomódate en tu sillón favorito, disfruta de The Office (la británica primero, por favor) y más adelante veremos otras joyas, así como algunas participaciones de Ricky Gervais en algunas galas americanas que no dejaron indiferente a nadie.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.