Arranca Nasdrovia, la nueva sitcom española de Movistar+


Quedaba mejor sobre el papel. Hay ocasiones en que ciertas novelas abren caminos sorpresivos, originales e innovadores, pero ello no quiere decir que su transfer al cine o la televisión recoja esos sinónimos. No es el caso de Nasdrovia.

Una mala tarde la tiene cualquiera, incluso Movistar+

Tenemos algunos ejemplos de sitcoms españolas decentes e incluso bastante buenas en la cadena de pago heredera del Canal Plus. Mira lo que has hecho, con Berto Romero; Vota Juan, con Javier Cámara; o Verguenza, con Javier Gutiérrez. Todas ellas en sus registros destacan e incluso elevan el nivel de la sitcom española con formato estadounidense a un nivel hasta ahora no muy acostumbrado en nuestro país.

Sin embargo, Nasdrovia se queda en un quiero y no puedo. No sabría decir si la producción, algo dejada; La edición, excesivamente convencional; los intérpretes, algo caducados; o el guion, poco trabajado son los problemas. Pero lo cierto es que no tiene gancho, no conectas con ella, ni si quiera con el intento fallido de Leonor Watling rompiendo al cuarta pared.

Nasdrovia serie movistar

A fin de cuentas estamos ante una sitcom de enredo (de trama continuada), con tintes catastrofistas y mafias rusas. Si algo le pides a este tipo de seri, con estas premisas, es que sea dinámica, agitada, camaleónica y originalmente divertida. Quizá lo sea más adelante y esté equivocado, pero por ahora no lo es en sus dos primeros capítulos. Y se trata de una miniserie de 6 capítulos, de modo que poco margen tiene.

Está basada en la novela de humor de Sergio Sarria, ‘El hombre que odiaba a Paulo Coelho‘, y aunque plasma con claridad sus argumento, lo acelera y reduce bastante para intentar darle rapidez y energía a la trama. Cosa que no consigue, ni tampoco con sus diálogos, que los hubiese esperado más ingeniosos y atractivos.

Puedes leer más reseñas de Víctor Mirete haciendo clic en el enlace

Edurne y Julián, abogados de éxito algo esnobs. Matrimonio divorciado y sin hijos, hastiados por su presente y temerosos por su futuro, pretenden cambiar sus vidas al descubrir la crisis de los 40. Tras conocer a un excepcional cocinero especializado en comida rusa decide superar sus problemas abriendo un restaurante de comida rusa, Nasdrovia (Salud en español). Pero todo acaba tambaleándose cuando sus vidas se cruzan con la mafia rusa.

Pinta a jaleo, que bien conducido podría ser otro éxito de Movistar+, pero mucho me temo que sin ser un clamoroso desastre, acabará pasando desapercibida. Aunque Hugo Silva ya atesora una bagaje considerable en el género, en esta ocasión está frío, distante y apagado. Quizá sea la influencia del vodka.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.