Serie Little Fires Everywhere

La mano de oro de Reese Witherspoon

Pequeños fuegos por todas partes demuestra que la perfección es una jaula para la vida.

El meteórico renacer de Reese Witherspoon en su carrera televisiva es ya un hecho sin discusión. Tras The Morning Show y Big Little Lies puso muy alta su cartera de cotización. Ahora vuelve en un papel aún más protagónico con Little fires everywhere. Un drama familiar y novelesco que quiere quemarlo todo poco a poco.

Lejos ha quedado esa Reese que se hacía notar más en la comedia romántica y similares que en los dramas, donde sus papeles tenían poco peso y sus películas se quedaban a medio gas. Ha tenido que llegar el mundo series, como para otros tantos actores y actrices consagrados, para que de repente su madurez interpretativa haya alcanzado cotas dramáticas que tocan multitud de registros y que dejan un poso interpretativo muy notable.

Puedes leer curiosidades sobre la actriz en esta noticia anterior: Curiosidades de Reese Witherspoon

Compartiendo cartel en TV con nada más y nada menos que Nicole Kidman, Laura Dern o Jennifer Aniston en los últimos tres años, ha puesto de manifiesto su carisma, su solidez, su fortaleza y su determinación a la hora de encarnar personajes de gran profundidad y calado.

En esa estela coprotagónica llegan estos pequeños fuegos por todas partes, en donde bipolariza su protagonismo con Kerry Washington. Dos personajes alejados y enfrentados que ponen texturas y colores muy dispares en la pantalla, permitiendo a Reese no sólo brillar por separado, sino en conjunto.

A día de hoy, empiezo a considerarla, junto con Amy Adams, Nicole Kidman, Patricia Arquette o Elisabeth Moss, una de las cinco actrices con mayor y mejor registros dramáticos.

Kerry Washington ¿secundaria de lujo?

No sabemos aún si puede atribuirse el adjetivo de secundaria de lujo a Kerry Washington, pero ha de reconocerse su esfuerzo por el melodrama. Algo sobre actuado casi siempre, pero que está vez tiene bastante justificación. Es ella quien traslada la parte más psicótico y oscura de la serie.

Ya nos fascinó en el Django de Tarantino donde ya vimos que el fuego le hacía brillar los ojos. Firmó buenos trabajos en Confirmation o Scandal, y fue de lo más salvable en American Son. En este caso, es la pieza digamos adecuada para acompañar a Reese en este ardiente drama. Sin embargo, a diferencia de Reese, ella necesita ser el contrapunto coprotagónico para poder brillar.

No obstante, es el personaje capaz de volver loco al espectador con esa dualidad que nos hace ver que los buenos no son tan buenos, ni los malos tan malos.

Little fires everywhere

Ahora mismo podemos disfrutar la temporada completa en la plataforma Amazon Prime y devorarla en un fin de semana de nueva normalidad sin problemas, porque se presta a ello. Pese a su drama de cocción lenta, es incisiva, trágica, amarga, oscura y adictiva.

Lo que toda buena telenovela necesita. Pero no me entendáis mal con el término telenovela. No es topacio, ni cristal, ni ningún serial venezolano en donde de repente alguien se lía con su suegro sin saber que ha asesinado a su marido.

Con un flashforward incendiario amanece te está producción de Hulu produjo de la que Amazon ha recogido el testigo para su distribución.

Aplico el término telenovela en la línea en la que podemos utilizarlo en otros productos como Succession, Mother Father Son o Heridas abiertas. Conflictos familiares e intimistas amparados por contundentes interpretaciones y tramas sobrias. Que además, amplían su espectro narrativo con multitud de subtramas y temas sociales que ahondan.

En el caso de Little fires everywhere, el bullying, el racismo, el sexismo, la sexualidad, el clasismo y sobre todo la maternidad son sin duda la palanca que hace girar todo un entramado que nos quiere mostrar, entre luces y sombras, una tragedia afincada en el odio, la envidia, la frustración y los traumas.

Las fachadas arden, pero dejan volar a los pájaros enjaulados.

Hay algo Shakespeariano en esta historia, algo que recorre las entrañas y que consigue tocar las vísceras de la doble moral que todos tenemos, de los prejuicios, los temores y complejos que crean nuestra personalidad y que acaban impregnando a nuestro entorno.

Lo curioso de esta serie es que pone el foco de atención tanto en la edad adulta como en la adolescente, equilibrando ambas partes con solvencia. Decorado todo ello por una puesta en escena sofisticada, sugestiva y elegante, en la línea de Defending Jacob o Big Little Lies. Además, la elección de los temas musicales ayudan a la correcta ambientación noventera (con nostálgica referencias seriéfilas y musicales) y a la propia narrativa.

Quizás Little Fires Everywhere no invente nada nuevo, pero utiliza muy bien todos sus recursos, presentando una estructura de guión atractiva y tentadora, que sin duda debe agradecer Celeste Ng, autora de la novela homónima en la que está basada la serie. En definitiva, hoy recomendamos esta serie para los amantes de los dramas fríos, sombríos y novelescos.

Tráiler de la serie Little Fires Everywhere subtitulado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.