Utopía: análisis sin spoilers, curiosidades, rumores y actriz protagonista

¿Dónde está Jessica Hyde? Esta es una de las grandes frases que han pasado a la posteridad en el mundo catódico. Obviamente, cualquier seriemaníaco de la serie Utopia se dejó llevar por este acertijo recurrente que servía de carta de presentación para una serie de culto.

Filmin sigue apostando por series que merecen una difusión más amplia. Hace poco incluyó en su catálogo una de las obras maestras de esta Tercera edad de oro de las series: Halt & Catch Fire. También podemos ver ahora mismo una de las primeras incursiones de Charlie Brooker (Black Mirror) en televisión: su serie zombi Dead Set, en la que cuenta qué pasaría si los concursantes de Gran Hermano no se enteraran que fuera del plató hay un apocalipsis zombi que ha arrasado con Reino Unido.

Además sigue apostando muy fuerte por la ficción europea, por lo que podemos disfrutar de esas series que es complicado encontrar porque no están disponibles en otras plataformas como Netflix.

Así que, aprovechando que Filmin tiene en cartelera las dos temporadas de Utopia, es buen momento para hablar de esta serie que tan rápido se convirtió en objeto de culto y deseo; así como de su actriz principal, esa que interpretó a uno de los personajes más icónicos de la cultura pop: Jessica Hyde.

Una utopía distópica

Utopia es una ficción estrenada en 2013 en el canal británico Channel 4. Responsable siempre de series arriesgadas, que no tienen cabida en otros canales como BBC o ITV, por poner unos ejemplos: Misfits Black Mirror; ambas, tan interesantes como imprescindibles.

En estos tiempos de cuarentena, he podido revisitar Utopia, la cual se posiciona como una ficción que propone un tema de rabiosa actualidad. ¿Qué pasaría si una organización secreta quisiera desarrollar un experimento para limitar la superpoblación del planeta, la cual amenaza con derribar el equilibrio natural de nuestro ecosistema?

Virus, plagas, subida de precios, revueltas ciudadanas… Todo ello es lo que encontraremos en este viaje alucinante, en el que descubriremos personajes histriónicos y una puesta en escena hipersaturada, como si el responsable del talonaje de la producción estuviera puesto hasta las cejas de ácidos y sustancias psicotrópicas.

Esos personajes, junto con una maravillosa fotografía y banda sonora, crearon una atmósfera idónea para desarrollar una serie muy profunda y muy reconocible estéticamente. En lo visual, posiblemente no se había visto nada tan interesante.

Serie de culto

Su creador, Dennis Kelly, nos propone un viaje iniciático muy original, en el que unos antihéroes se ven con la obligación de ¿salvar? el mundo.

Las conversaciones, manías, comportamientos y diálogos son tan excesivos, tan pasados de vueltas que restan dramatismo a la brutalidad y violencia que la serie exhala en cada plano y segundo de metraje. Algo parecido a lo que consiguen los hermanos Coen en sus películas, lo cual se extrapoló a la perfección en la serie Fargo (Noah Hawley).

Y todo parte de su reconocible frase: ¿Dónde está Jessica Hyde? Esta es la pregunta que otro de los protagonistas (inconmensurable Neil Maskell) lanzaba a todas las personas que eran víctimas de sus interrogatorios con un sadismo impasible.

Quizás, esta pregunta fue una de las cosas que catapultó a la serie, pero quizás fue lo que la llevó, paradójicamente, a su ocaso. En la primera temporada se dieron demasiadas respuestas. Conocimos a Jessica Hyde y sus intenciones demasiado pronto. Quizás las tramas de las primera temporadas se precipitaron —se podrían haber estirado durante más temporadas—: el resultado fue una primera season admirable pero una continuación en forma de segunda temporada que repetía los mismos patrones con demasiado descaro.

El desenlace es por todos conocido: Channel 4, en una decisión que tuvo que ser realmente complicada, decidió cancelar una serie que quizás podría haber gozado de mayor éxito y reconocimiento.

La cancelación, por otro lado, supuso un empujón definitivo a que mucha gente se enganchara y la buscara por las profundidades de Internet, hasta terminar por convertirse en un oscuro objeto de deseo, una serie de culto.

Y poco más se supo de Utopia, una serie que abrió el camino a otras muchas producciones británicas. Por ejemplo, The end of the fucking world nos puede recordar mucho a esta.

Una retorcida adaptación de Alicia en el país de las maravillas en busca del conejo blanco. Jessica, al igual que Alicia, es un personaje complejo, atormentado y casi bipolar.

Los americanos, as usual, están trabajando en un remake que tratará de conseguir recrear la atmósfera de la serie británica casi 7 años después. Pero, claro, todo a través de esa pátina de lustre hollywodiense que tan mal funciona para este tipo de proyectos en cuya originalidad y estética reside su punto fuerte.

De momento, ya se sabe que el creador original Dennis Kelly ejercerá de productor ejecutivo (es decir, el que pone la pasta pero no las ideas) y que la showrunner será la escritora de novelas Gillian Flynn, una de las mujeres de moda en Estados Unidos por el respaldo de algunas de sus obras como Perdida (David Fincher) o Heridas Abiertas (que inspiró a la serie de HBO).

De hecho, Flynn y Fincher hicieron tan buenas migas durante el rodaje de Perdida que ya intentaron hacer un remake en HBO. Finalmente, el director salió del proyecto y sus trabajos han encontrado acomodo en Netlix (Mindhunters, Love, Death & Robots).

A finales de 2019 se anunció que ya se había encontrado a la actriz que repetiría el papel de Jessica Hyde: Sasha Lane, jovencísima actriz que ha tenido pequeños papeles en películas como la reciente Hellboy.

Tráiler Utopía 2020 (Amazon Prime Video)

Fiona O'Shaughnessy Utopia Jessica Hyde

¿Dónde está Jessica Hyde?

Sin duda, uno de los grandes alicientes de la serie era el del personaje de Jessica y su actriz Fiona O’Shaughnessy. Muchos caímos rendidos a sus pies por su estilo aguerrido, su belleza extravagante, su valentía y ese girl power que emanaba por los cuatro costados, cuando en 2013 ni siquiera se había acuñado ese concepto.

Fiona es una actriz irlandesa que a día de hoy tiene 41 años y que pasó su infancia en la ciudad inglesa de Reading (ciudad en la que he tenido la suerte de vivir una temporada importante de mi vida y que aumenta, aún más si cabe, la atracción por su persona).

Como suele ocurrir en Reino Unido, los actores forman su carácter en el teatro. Así que en sus primeros años de carrera destacó en gran cantidad de obras. Después dio el salto al cine en películas que no han tenido mucha repercusión: Hasta la muerte, Nightwatching, Outcast o Nina para siempre.

Fiona O'Shaughnessy Utopia Jessica Hyde

Jessica Hyde es ese papel que la acompañará siempre. Un papel del que parece que no ha sabido desprenderse pues lo que parecía una carrera meteórica, de momento, no ha terminado de despuntar del todo. Resulta injusto que una actriz como ella no haya encontrado un papel que de nuevo le permita exhibirse y desplegar todo su talento.

El rol de Jessica Hyde la catapultó a la fama durante unos años. Era el momento de las primeras protagonistas de armas tomar —esas kick-ass que dicen los americanos— como Lisbeth Salander o Sarah Linden (The Killing).

Los creadores de la serie siempre han reconocido que en cuanto la vieron andar por los pasillos del edificio en los que estaban realizando el casting supieron que ella sería la elegida. Según palabras del propio Dennis Kelly: «Fiona mejoró con creces el papel que yo había escrito».

«Fiona mejoró con creces el papel que yo había escrito».

La actriz se sorprende de que todavía la gente gire la cabeza cuando la ven por la calle mientras susurran: «Mira, esa es Jessica Hyde». Un personaje sociópata y antisocial que roza el síndrome de Asperger, pero con el que todos empatizamos y nos encariñamos muy rápido. El creador de la serie decía que con Fiona daba la impresión de que nunca se sabía que iba a hacer Jessica en la pantalla.

Una serie inolvidble

La serie Utopia pasará a la posteridad por algunas de sus escenas y diálogos. Una serie inclasificable que todo amante del cine debería ver. Su tratamiento del color y la dirección de producción son una clase magistral en cada fotograma. Una retorcida adaptación de Alicia en el país de las maravillas, una protagonista que también va en busca de su particular conejo blanco (como ya se vaticinaba en los primeros segundos del piloto). Jessica, al igual que Alicia, es un personaje complejo, atormentado y casi bipolar.

serie Utopia

Es cierto que siempre fue de más a menos, y eso es un lastre difícil de superar. Pese a todo, muchos fotogramas ya forman parte del imaginario de toda una generación que muy rápido los utilizó como fenómeno pop. Para la posteridad queda esa melodía que servía de leitmotiv a las tramas. Personalmente, en un ejercicio casi de sinestesia, de Utopia siempre recordaré su excéntrico color amarillo.

En una de sus últimas entrevistas para un medio importante, Fiona O’Shaughnessy reconoció que no era muy amante de la violencia extrema que se veía en la serie o en otras producciones. Mucha gente atacó a Utopia, durante los dos años que estuvo en antena, por su alto contenido violento, el cual, generaba repulsión en muchos sectores. Su creador Dennis Kelly argumentó que la violencia existe en la humanidad y siempre debe generar repulsión, si no fuera así, el mundo se encontraría en una situación peligrosa, muy peligrosa…

Fiona O'Shaughnessy Utopia Jessica Hyde

Tráiler de Utopia

Montaje con escenas famosas de Utopia

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.