Análisis sin spoilers de la serie See de Jason Momoa

En este blog hemos hablado mucho de la nuevas plataformas que están llegando. Si nos seguís de forma habitual ya sabréis que para mí, uno de los grandes descubrimientos es Apple TV+. De todas sus series, la mejor es See. Por eso, aquí tenéis nuestra crítica de la serie See, la nueva serie de Jason Momoa.

Y es que, en lo que hemos venido denominando como La guerra de las plataformas, Apple TV+ es la gran vencedora. Todas sus series se cuenta por victorias y todas sus producciones —nos gusten o no— son excelentes.

Puedes leer nuestro artículo especial sobre la plataforma haciendo clic en este arículo anterior: ¿Es Apple TV+ la mejor plataforma en la actualidad?

See es actualmente la serie más cara de la televisión. Cada episodio está alrededor de los 17 millones de dólares. Supera incluso a Juego de tronos que aunque tiene episodios mucho más caros —los de las grandes y épicas batallas que todos recordamos— en la media de cada capítulo se encuentra por debajo.

La supervivencia de la serie parece aseurada. Una de las primeras decisiones que tomo la cadena fue la de renovar a todas sus series incluso antes de haberse estrenado. En el caso de la serie de Jason Momoa tendremos que ser un poco más cautos. Su elevado coste y, como decía, algunas críticas feroces podrían hacer que Apple se replanteara la decisión. Algo que sucede hasta en las mejores casas: Netflix canceló la maravillosa y costosa serie Marco Polo. HBO hizo lo propio en su día con Roma o Deadwood, pese a ser consideradas auténticas obras maestras.

Quizás, este sea el gran problema de la serie See. Su elevada producción. Esto ha provocado que muchas voces críticas se alcen para denostarla, simplemente porque se esperaban más debido al dispendio de millones.

Claro, aquí no hay dragones ni efectos especiales repletos de CGI. No. Aquí los millones se han invertido en la recreación de una atmósfera única. Un futuro distópico que ubica a la humanidad 300 años en el futuro dejándola muy mal parada. Porque no tenemos naves espaciales ni las luces de neón que cabría esperar —especialmente si nos dejamos llevar por Blade Runner o Altered Carbon—, aquí el ser humano ha sufrido una regresión al pasado por culpa de un virus, ¿os suena de algo?

See serie Jason Momoa

La naturaleza se abre paso

Porque See es una serie muy profunda. Reflexiona sobre el papel del Hombre dentro de su entorno. Algo que está de rabiosa actualidad por culpa de este maldito coronavirus que nos tiene atenazados.

La madre naturaleza nos ha enviado muchísimos mensajes de auxilio, nosotros los hemos obviado todos y cada uno de ellos. Respuesta: un virus que vuelva a equilibrar la balanza. La naturaleza es muy inteligente, en ocasiones, incluso parece mágica. Piensa en algunos fenómenos como la polinización de las abejas o los fenómenos atmosféricos. Todo se realiza para recuperar un equilibrio que el ser humano se empeña en derribar una y otra vez.

¿Y si este coronavirus no es más que una forma de buscar el equilibrio? A la vista se encuentra la disminución de la contaminación provocada por los procesos de confinamiento, los animales que han invadido —o más bien, recuperado— su lugar en la Tierra. La naturaleza se abre paso…

En See, la humanidad fue devastada por un virus que dejó ciega al 100% de la población. 300 años después, lo que nos encontramos es un pequeño reducto de civilización que, lógicamente, ha sufrido un proceso de involución.

300 años son muchos para intentar sobrevivir privados del sentido de la vista («see»). Así que el ser humano mal vive en pequeños poblados, reducidos en número; una vuelta a la edad de piedra en la que la superchería y nuevas mitologías se abren paso. Nos hemos vuelto temerosos, desconfiados y, por supuesto, incultos. La veneración a nuevas deidades se establece como única vía para explicar determinadas cosas: la lluvia, un eclipse, un ruido desconocido.

Eso es See, una llamada de atención. Una ucronía distópica en la que nos planteamos: ¿qué pasaría si el ser humano queda ciego de por vida? La respuesta parece lógica: volveríamos a la oscuridad más absoluta literalmente hablando, pero, también culturalmente o desde el punto de vista del conocimiento. El libro 1984 de George Orwell  (que inspiró las teorías sobre el Gran Hermano) olvidado en la orilla de un río es un claro ejemplo de los errores que el Hombre puede volver a cometer por su falta de cultura y de su capacidad para leer, para recordar.

Jason Momoa encarna Baba Voss, el líder cavernario de una pequeña población que vive atormentada por los ataques de tribus vecinas y la siempre latente amenaza de los soldados de la reina, la cual dirige la zona con políticas basadas en el terror.

Las leyendas sobre que, algún día, un elegido recuperará la visión e iluminará al mundo con su conocimiento comienzan a aflorar. Un personaje misterioso parece que ha obtenido el don de la visión y con él, su prole, sus hijos. Dos recién nacidos que van a parar a la aldea de Baba Voss y que él, el más temido y fiero de todos los guerreros, deberá proteger a toda costa.

serie See de Jason Momoa

La mano de oro de Steven Knight

La serie está escrita y producida por Steven Knight, creador de dos obras de culto como son Taboo (HBO) y Peacky Blinders, una de las series más importantes de la década y que actualmente goza cada vez más popularidad.

Con esto deberíamos tener suficientes argumentos para ver la serie, pero, podemos añadir más. Los guionistas de See han desarrollado conceptos de gran ingenio y han profundizado en las consecuencias que tendría un virus de tales características: un nuevo idioma escrito basado en nudos atados a cuerdas para mandar mensajes, un sistema de cabos y cuerdas para poder circular por dentro de los poblados, etc.

En este aspecto, el punto fuerte de la serie es el estudiado sistema de combate. En See veremos grandes batallas entre poblados enemigos. Sí, grandes ejércitos luchando a ciegas con todo lo que ello conlleva. Lógicamente, algunos sentidos como el olfato o el oído se han desarrollado más; lo cual permite que los guerreros puedan encontrar a sus enemigos. Las batallas son tan originales como interesantes. Espectaculares.

Mención especial para los combates cuerpo a cuerpo de «Jason hostias como panes Momoa». Inteligentísimas soluciones creativas al servicio del disfrute visual para el espectador. Sí, se toman licencias como algunos ataques o acrobacias inverosímiles; pero no olvidemos que esto es una serie de ficción.

En muchos foros he leído a haters que intentan buscar incongruencias o fallos de guion. Sí, los hay, como en cualquier producción. Más que fallos yo diría que son licencias narrativas. La serie sería aburrida si no concediéramos esas pequeñas licencias. Esos saltos de fe que todos debemos hacer para meternos de lleno en una historia.

Un ejemplo: antes de las batallas los guerreros se untan la cara con pinturas de guerra «¿Para qué, si nadie puede ver?» Bueno, todas las culturas primitivas han realizado estos ritos, son parte de lo más esencial del ser humano y, además, ¡qué coño! ¡Quedan muy bien en cámara! Al cuerno con esas personas que critican. Si no queréis entrar en el juego podéis iros a ver cualquier otra serie de mierda.

El otro gran punto fuerte es la escenografía. Toda la serie ha sido rodada en escenarios naturales de bosques de Canadá. La ambientación es deslumbrante. Grandes zonas boscosas, cataratas, ríos… Todos ellos mezclados con viejas infraestructuras que aún luchan por sobrevivir al paso del tiempo pese a que han sido reconquistadas por la naturaleza: ciudades olvidadas, parques de atracciones a medio derruir. Una maravilla, os lo aseguro.

Un ejemplo: la asfixiante escena en la que unos personajes deben huir, en una especie de barcaza, descendiendo por un río en el más absoluto de los silencios para no ser descubiertos por sus enemigos, los cuales escuchan atentos cualquier leve movimiento ante la imposibilidad de verlos.

See serie Jason Momoa

Junto a Jason Momoa tenemos un reparto en su mayoría desconocido pero que mantiene el listón muy alto. Momoa ha encontrado un papel que parece venirle como anillo al dedo. Ahora sí puede desplegar todo su potencial físico sin dejarnos a medias como ocurrió con su Khal Drogo. Además ofrece aristas interesantes; una mezcla de guerrero y sabio que profundiza más en un personaje de diez, lejos del desperdicio de otros personajes como el de Aquaman.

Como némesis, el siempre interesante actor Christian Camargo (siempre recordado por su actuación de villano en la primera temporada de Dexter), el cual encarna al malo malísimo: el jefe de las hordas de la reina.

Acompañan en el reparto: una desconocida Sylvia Hoeks, Alfred Woodward o Nesta Cooper.

Christian Camargo serie See

La serie, además de ser un disfrute visual sin precedentes, supone una interesante reflexión a un tema que ahora es tan interesante como antes despreciado: el papel del ser humano en la naturaleza.

Nuestras ansias de progreso y evolución han hecho que firmemos cheques que nuestro absurdo ego no es capaz de pagar: virus, pandemias, cáncer, desastres naturales… Son un precio demasiado alto, son demasiada señales las que hemos ignorado. Así que la Madre Tierra parece haber dicho basta. El planeta se muere. Ya es demasiado tarde para redimirnos.

Tráiler de la serie See

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.