Análisis de la serie Para toda la humanidad

Valoración:

Apple TV llega a la luna

Las ucronías nos desmontan la historia y la vuelven a montar en su versión alternativa. Nos quitan lo que conocemos y nos dan otra verdad igualmente creíble y capaz de plantearnos infinidad de preguntas, dudas y posibilidades; encabezadas todas ellas por la premisa inicial de: ¿Qué hubiese pasado si…?

Para toda la humanidad nos plantea esa cuestión desde el prisma de la carrera espacial que marcó la Guerra Fría de los años 60 y 70; y usando como pretexto ese mito o hito que marcó la vida del ser humano en 1969. Año este en el que millones de personas presenciaron la llegada del ser humano a la Luna, pero esta vez no será exáctamente igual a como la vivimos, a como la conocemos. En esta versión de Apple TV, nos plantean el hecho de que los rusos hubiesen sido los primeros en dar ese pequeño paso para el hombre que sería un gran paso para la humanidad. El concepto de ‘Luna roja’ inunda el escenario político y social.

A partir de este suceso, la serie comienza a desmembrar una sucesión de tramas melodramáticas, acomodadas todas ellas en una reflexión vital y universal. Un solo ser humano fue el que llegó a la Luna por primera vez, pero lo hizo en nombre de toda la humanidad,

porque lo que realmente importa no es quién hace las cosas, sino lo que significa para los demás aquello que hace.

Puedes leer otras críticas de Víctor Mirete aquí

Sin embargo, a diferencia de la serie de Amazon The man in the high castle, esta ucronía está menos asaltada. El mundo resultante está más matizado que alterado, pese a su premisa alternativa en la carrera espacial. Hay algunos ajustes gubernamentales e institucionales, pero no irrumpen de manera flagrante en la creación de un nuevo mundo extremadamente alejado del que conocemos. Son las subtramas familiares y personales van ganando terreno a la principal a medida que avanza la serie.

Lo que sí propone como matiz diferenciador sobre la mesa es el de la relevancia de la mujer en la carrera espacial, en la NASA y sobre todo en el ámbito profesional. El guión está salpicado de un palpable movimiento reivindicativo feminista, en el buen sentido de la palabra. En una década en donde todavía existía una notable diferencia de derechos entre hombre y mujer, esta serie pone en valor esa situación, girando la moneda en favor de la igualdad. Y lo hace con total lógica y sentido, sin petulancia ni prepotencia, sino con todas las de la ley.

La ambición del ser humano es tan inagotable como su propio ego. Por ello, en todo ese espectro narrativo de Para toda la humanidad es inevitable ver plasmada la diatriba americana y rusa. El modo de vida estadounidense y el soviético se ven enfrentados de nuevo, porque por mucho que queramos cambiar la historia, siempre existirá una confrontación entre Estados Unidos y Rusia.

El ser humano necesita sentirse parte de un colectivo, tener una identidad que soporte sus ideologías y con la que sentirse amparado y protegido; y ese perfil lo aporta el saberse miembro de un lado o del otro del planeta. Quien llegó a la Luna por primera vez cambió la historia, la hizo suya y se puso en lo más alto de nuestro planeta y del cosmos.

Esta producción de guión pausado y melodramático se ve acariciada por una estética limpia, nítida, colorida. Pese a que el presupuesto no es tan elevado como en otras series de la cadena, han sabido conformar una correcta ambientación de la época y una convincente producción técnica en la parte espacial. El nivel interpretativo en líneas generales es correcto y avalado por un elenco sólido y de bastante peso en el panorama actual seriéfilo.

No obstante, su convencionalidad en la realización y su punto de vista americanizado provoca que quizás no sea el mejor producto de Apple Tv hasta el momento, pero no le resta merecer para estar ya dentro en ese catálogo de series que empieza a afianzarse con firmeza en todos los televisores como hizo en su día HBO.

Ya no cabe discusión, Apple TV ha venido para quedarse y por ahora no encontramos nada desechable en su parrilla. A See, The morning show, Servant, Little american, Truth, Dickinson o Para toda la humanidad se unirán pronto Mythic Quest o El banquero. Con calma y buena letra, la cadena de TV del todopoderoso tecnológico de la manzana irrumpe con fuerza.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.