Análisis sin spoilers de Néboa, el nuevo thriller de TVE

El thriller insular

En los últimos años estamos viendo un creciente auge en el thriller en lo que se refiere a la producción de series en España. Una tendencia importada y que gana peso en nuestro amado país a través de la geografía insular.

Suele ocurrir. Las ideas tienden a ir de la mano en el mundo del cine y la TV, y por eso vemos formatos similares en determinadas creaciones que coinciden en un tiempo y espacio relativamente corto. Quién haya visto Hierro, la serie de Movistar+ protagonizada por Candela Peña y Darío Grandinetti, no tardará en asemejarla con este nuevo lanzamiento de TVE, Néboa, protagonizada por Emma Suárez e Isabel Naveira.

Una isla remota, pequeña, donde todos se conocen, un misterioso asesinato, todos sospechosos, una investigadora local cuyo hijo pertenece al grupo de la víctima, otra investigadora foránea que aterriza en la isla, una ambientación muy arraigada a la tierra y al folklore, etc… Con todos esos trazos de escaleta y contexto no podemos negar que se parecen bastante. Por lo tanto, el contagio es un hecho. La parte canónica del ‘insular noir’ es clara y concisa en ambas producciones.

Sin embargo, aunque Hierro se estrenó antes (y posiblemente sea eso lo que perjudique a Néboa), el hecho de que la serie de Candela Peña se viera en una plataforma privada y la de Emma Suárez en una cadena generalista, haga que tampoco se vaya a ver demasiado influenciada en críticas negativas. No obstante, la balanza comparativa está ahí.

Pese a todo, intentaré abstraerme de Hierro y trataré de analizar este primer capítulo ya estrenado de Néboa desde un prisma objetivo y desintoxicado. Porque, y sirva de titular, esta serie bien podría enmarcarse dentro de esas producciones coyunturales dentro del marco español actual.

Series, que imitando o no, están camino de jugar en ligas cercanas a las propuestas inglesas de gran éxito como Broadchurch, Unforgotten. Lo cierto es que el Reino Unido nos lleva bastantes años de ventaja en este tipo de formatos policiacos televisivos, y puede que no tardemos en ver algo parecido a series como River o Luther en España. No seremos demasiado originales, pero sin duda iremos dando pasos certeros hacia la nueva forma de entender la televisión y las series; estamos rompiendo las reglas de convención televisiva que teníamos tan arraigadas en España.

Néboa y la leyenda del Urco

Volviendo a Néboa, he de reconocer que desde el inicio, su expresiva y sugestiva fotografía y edición, su hipnótica mezcla de sonido, o su neblinosa y mitológica atmósfera juegan a favor de captar la atención del espectador. Esa introducción de créditos (como también vimos en Hierro) metafórica y visualmente sugerente, muy en la línea HBO, tampoco vienen nada mal para saber que no estamos ante una serie puramente comercial, simplista y generalista, pese a su difusión a través de TVE.

En el primer y único capítulo hasta ahora, vemos una puesta en escena cautivadora, terrosa e insinuante desde el inicio. Sin salirse de los patrones más canónicos del noir, la trama avanza con serenidad pero con bastante tensión y misterio, y dejando de lado frivolidades innecesarias. Un estilo muy británico.

Así mismo el reparto principal va desfilando y presentándose con sutileza y con bastante sentido motivacional. Esta serie rehúye las motivaciones convencionales y simplistas a la hora de presentar a los personajes y sus subtramas.

Pero donde realmente demuestra su personalidad, es en ese dibujo místico, mitológico y oscurantista que desprende la trama y como consecuencia el aura de  la serie. Algunos aseguran que el Urco todavía existe, y en la actualidad vive en las orillas de ríos y cerca del mar, siempre buscando lugares escondidos entre las rocas y desde donde poder lanzar un ataque prácticamente sin ser vistos. Con Néboa, este animal mitológico con forma de perro diabólico volverá a apoderarse de nuestras leyendas y crímenes.

‘El Urco en esta isla es el miedo y la sospecha de todos’.

Rompiendo las reglas de TVE

Si a todo este significado añades una factura técnica muy lograda y a años luz de lo que estila TVE, un ordenado y llamativo uso de planos medios cortos traseros, cenitales o travellings, así como un más que esperanzador uso del cliffhanger; pues nos queda una terrible necesidad de volver a adentrarnos en esa isla en el siguiente capítulo.

El mérito de esta serie es que consigue hacerte creer que esa isla gallega ficticia realmente existe; y lo hace gracias al costumbrismo, al folklore, a la tradición y a unas localizaciones y personajes muy bien tratados. Pese a que Emma Suárez no es que me atraiga demasiado como actriz, lo cierto es que cabalga con bastante acierto en el rol que le toca interpretar (como ya hizo en Criminal de Netflix) y en su correlación con el resto del elenco.

Sorpresiva la colaboración de un Nancho Novo fuera de su registro para esta serie seria, pulida y que rompe las reglas establecidas de televisión española. Si hierro se llevó el premio a mejor serie dramática y actriz en los Premios Feroz 2020, quizás, Néboa pueda obtener algo en 2021.

Por lo pronto, el próximo miércoles noche en TVE tendremos nuevo capítulo

3 Comentarios

  1. Me ha molado lo de insular noir jeje. Una serie interesante y que entra por los ojos, si bien peca de falta de originalidad, como apuntas. Veremos por donde sigue en futuros episodios.

    • Ínsula, insulare… Jejeje. Empieza a ser ya un mini género. Sí, así es. Todo lo hemos visto ya mucho por separado y junto, incluso el rollo mitológico para los crímenes, pero el mérito está en la calidad de la producción y su seriedad narrativa para ser una serie de cadena generalista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.