Crítica de la serie Hierro

Análisis sin spoilers de la serie española Hierro, de Movistar +

La jueza Candela Montes (Candela Peña) es enviada a El Hierro, la isla más remota y menos poblada del archipiélago canario. Apenas deshechas las maletas, tendrá que enfrentarse a un complejo e inusitado caso por aquellos lares: el asesinato de un joven. Las principales sospechas caen sobre Díaz (Darío Grandinetti), el futuro suegro del finado, un hombre oscuro y de conflictivo pasado  que no dudará en mover cielo y tierra para demostrar su inocencia.

A estas alturas no es novedad reseñar la calidad de las series de producción propia que Movistar + está rodando en nuestro país. La veda quedó abierta con La Peste, del multipremiado cineasta andaluz Alberto Rodríguez, y la cosa siguió con Arde Madrid o la magnífica Gigantes, del gran Enrique Urbizu. Series de gran factura, guión y reparto, constantes que permanecen intactas en esta Hierro, el impactante thriller dirigido por Jorge Coira.

Lo primero que destaca en Hierro, lo inevitable nada más visionar los primeros minutos, es el contexto. La trama se aleja de Madrid, Barcelona y demás grandes urbes para localizarse en la localidad herreña de Valverde, capital de una isla con poco más de diez mil habitantes. Pronto los espectaculares y exóticos paisajes isleños pasan a conformar casi un personaje más, con su infinito océano, los acantilados, la tierra negra volcánica o las plantaciones plataneras.

La trama ubica a Hierro dentro de las series policíacas que investigan un homicidio, pero lo hace mostrando cierta originalidad en lo que a los personajes involucrados se refiere. En Hierro encontramos agentes que investigan el caso, en concreto a la Policía Judicial de la Guardia Civil, pero el peso de la trama y de las propias pesquisas recae sobre dos figuras no demasiado acostumbradas (al menos en lo que a la ficción se refiere) en estas lides: la jueza que lleva el caso y el principal sospechoso del mismo.

Encontramos pues una extraña y (casi) imposible relación “profesional” (por decirlo de alguna manera) entre la representante de la ley y el supuesto criminal, ambos interesados en la misma cosa: encontrar al auténtico asesino, si bien sus métodos serán, como es de imaginar, de lo más dispares.

Aquí brillan los dos grandes actores que encabezan el reparto: la española Candela Peña y el argentino afincado en nuestro país Darío Grandinetti, los cuales aportan gran intensidad a unos personajes de carácter volcánico y compleja existencia. Sobre ellos está el foco, con ellos el espectador navega entre los diversos estratos de la realidad isleña.

Hierro explota la máxima de pueblo pequeño lleno de sospechosos para elaborar una trama inteligente y adictiva, con unos protagonistas carismáticos y una fotografía impecable que te anima a ir a visitar las islas cuanto antes. Ocho episodios que pasan en un suspiro para un thriller patrio de lo más recomendable.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here