Dune 2020 de Denis Villeneuve

En 1965 el escritor Frank Herbert creó una de las sagas literarias de ciencia ficción más importante de todos los tiempos: Dune. El escribió las primeras novelas, y otros autores ampliaron la saga con nuevas entregas a modo de spin-off, que ayudaron a profundizar en el maravilloso universo creado por Herbert.

Más tarde, en 1984, un genio despuntaba en Hollywood tras el éxito de su película El hombre elefante. El director, no era otro que un joven David Lynch que llegaba con ganas de comerse el mundo y de sorprender a todo el que osara asomarse a sus primeros trabajos y cortometrajes: experimentales y artísticos hasta límites insospechados.

Así que Lynch recibió el encargo de adaptar las novelas de Dune. Para elló, desarrolló una película de gran presupuesto que no superó las críticas y se fue desinflando tras los primeros meses de exibición. El resultado: un fiasco.

Pero quizá el fiasco no fue tal. Para muchos, la película Dune es una auténtica joya del cine de ciencia ficción. Una cinta de culto que todavía hoy se comenta entre los mentideros más cinéfilos del planeta. Lo cierto, es que como era de esperar, Lynch dio su particular visión de la obra literaria. Intentó acercarse mucho a la psicología de los personajes más que tratar de buscar el hechizo del espectador a golpe de grandes escenas de ación.

Además, las limitaciones técnicas de la época tampoco jugaban en favor del director, de ahí que prefiriése centrar el trabajo en los personajes más que en la trama. Por supuesto, para el papel protagonista contó con su amigo e inseparable Kyle MacLachlan, que años después se convertiría en un mito con el papel del agente Dale Cooper en la mítica serie Twin Peaks.

Kyle MacLachlan en Dune

Tras varios intentos más, alguna miniserie, y otros productos relacionados con Dune; el proyecto de crear una saga quedó olvidado en el cajón de alguna productora.

Es ahora, en 2019 cuando de nuevo Warner ha decidido resucitar el proyecto. Los efectos especiales ya no serán un problema, sino todo lo contrario. Se pondrán al servicio de la película para, ahora sí, poder recrear la riqueza del imaginario ceativo de un genio como es el escritor Frank Herbert.

Para desarrollar el trabajo, se necesitaba otro genio. Y todas las miradas se pusieron en el maravilloso Denis Villenueve. Posiblemente, el cineasta más en forma junto con Christopher Nolan. Capaces ambos de mezclar el cine más personal, intimista y reflexivo con las exigencias de las grandes superproducciones de Hollywood.

Villenueve es ahora conocido por ser el director de las películas La llegada, Sicario y Blade Runner 2049. Ambas con éxito de crítica y público. Pero no nos olvidemos que su filmografía es una auténtica obra de arte. Sus tres anteriores films son una joya desde el punto de vista del cine más indie: Incendies, Enemy y Prisioneros. Por favor, si no has visto estas pelis cierra este blog y ponte a verlas. No es broma.

Denis Villeneuve se mete de lleno en este proyecto participando en la creación, guiones, producción, y por supuesto, dirección. Por lo que su inconfundible sello se verá reflejado en el nuevo universo que se quiere crear.

De lo poco que sabemos es que de momento se realizarán dos películas para contar todo lo sucedido -que es mucho- en el primer libro de la saga literaria. La idea es que esto solo sea el punto de partida de una nueva fanquicia.

En palabras del propio Villeneuve: «Dune será una saga al estilo de Star Wars, pero para un público adulto». Creo que no podemos tener mejores intenciones ni mejor carta de presentación. ¡Jódete Disney!

«Dune será una saga al estilo de Star Wars, pero para un público adulto».

El rodaje ya ha comenzado esta pasada primavera de 2019. Se han utilizado escenarios reales para recrear las tierras desérticas de Arrakis. Por ejemplo ha habido set de rodaje en Jordania (desierto de Wadi Rum), en Budapest y Hungría. Estos países del Este están de moda, y son muchas las películas que emplean sus maravillosos paisajes para recrear ciertas atmósferas. También muchas series como la nueva entrega de la exitosa The Terror.

Así pues, la primera parte de Dune se estrenará en 2020. Con fecha aún por confirmar. Aunque todo apunta a que será para noviembre o finales de año.

La banda sonora correrá a cargo del maestro Hans Zimmer, quizá Villeneuve hubiera querido trabajar con uno de sus colaboradores habituales Jóhann Jóhannsson -contemporáneo y amigo de Max Richter- pero su precipitada muerte el año pasado todavía nos tiene conmocionados.

Lo otro que se sabe es que el reparto será espectacular. El gran protagonista que sustituirá a nuestro querido Kyle MacLachlan de la versión de Lynch, es el actor Timothée Chalamet. Un joven actor de 23 años al que hemos visto poco, salvo apariciones en la serie Homeland, o en las pelis Lady Bird o Interestelar.

timothee chalamet dune 2020

En Homeland hacía el papel de novio de la insoportable hija de Brody, Dana. Aunque el también resultaba bastante odioso. Por físico, no me convence nada, si bien es cierto que deslumbró por su papel en Call me by your name, con la que apunto estuvo de ganar el oscar, de no ser por Gary Oldman.

Junto a Chalamet tendremos un reparto que corta la respiración. El malo de la cinta es uno de los actores de moda, aunque su trabajo es amplio y siempre brillante: Stellan Skarsgård. Un actor que por fin ha ganado el reconocimiento que se merece por su papel en la serie británica River (se puede ver en Netflix) y recientemente por echarse a la espalda el éxito de la serie Chernobyl.

La confianza en los actores de origen escandinavo sigue en alza. Y no es para menos viendo el reparto de la serie Vikings, o viendo a actores como Alexander Skarsgård (Big Little Lies, Generation Kill), Ullrich Tommen (Banshee, Counterpart) y a Bill Skarsgård (It 2018 y Castle Rock). Todos se parecen en apellidos, pero representan una hornada de talento irrepetible.

El reparto lo completa gente como Jason Momoa (¿habrá un tío que mole más?), nuestro Javier Bardem, Rebecca Ferguson (Men in Black International), Josh Brolin (¿habrá otro tipo que mole más?), Oscar Isaac, Charlotte Rampling y Dave Bautista. Casi nada.

Lo de Javier Bardem es una gran noticia, sin duda le hizo mucha ilusión que el director lo eligiera como miembro del reparto. Él mismo aseguró hace poco, en una entrevista, lo que le soltó cuando Villeneuve le contó el proyecto por teléfono: «¿Cuánto tengo que pagar por salir en la peli?»

Pero es que si toda esta información te ha voldado la cabeza, agárrate. Porque si hay algo que nos llena de alegría en este blog de series es que Villeneuve acaba de confirmar que también creará una serie para seguir ampliando la historia de Dune.

La serie de Dune ya tiene nombre: Dune Sisterhood. Algo así como la hermandad de las mujeres. Y se basará en una especie de spin-off centrado en un grupo de mujeres rebeldes de Arrakis. Una de sus líderesas es, precisamente, la madre del héroe de la saga: Paul Atreides.

La serie se basará en el reciente libro sobre Dune llamado: Hermandad Bene Gesserit, que se publicó en 2012 por otros autores diferentes al creador de Dune. Concretamente Brian Herber y K.J. Anderson.

Este nuevo proyecto será uno de los puntos fuertes de la nueva plataforma streming -y ya van unas cuantas- de Warner. Que también intentará hacerse un hueco en la parrilla, si es que queda algún sitio. En esta plataforma veremos series de HBO y CNT ya que pertenecen al mismo grupo empresarial.

De momento solo conocemos de manera oficial este pequeño póster que sirve para ir abriendo boca de todo lo que veremos:

En 2020 llega, de la mano del visionario director Denis Villeneuve, la épica adaptación del best-seller de Frank Herbert Dune.

poster Dune 2020

Sinopsis de Dune

Si todavía hay alguien que no conoce la historia de Dune, os la contamos. Nuestro héroe es Paul Atreides, que recibe el encargo de trasladarse junto a su familia al planeta desértico de Arrakis. El planeta es de vital importancia porque en el se pueden encontrar grandes yacimientos de Mélange, un material que tiene propiedades muy valiosas. Otras familias adineradas intentarán acabar con la familia Atreides para conseguir el monopolio de los yacimientos. Lo que desembocará en una guerra entre varias razas y familias.

Sin duda, Dune es la gran esperanza para este 2020. Una nueva oportunidad para ver en acción al mago Denis Villeneuve y disfrutar del cine de calidad. Una última oportunidad para que Hollywood se redima de su acuciante falta de creatividad, aunque sea a golpe de reboot de una saga que se merece algo mejor.

Tráiler de Dune (versión 1984)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here