El horizonte cinematográfico de Netflix

Algo está pasando en Netflix

No sabemos si para bien o para mal, pero tras la exitosa irrupción de Roma en los Oscar 2019 y la polémica surgida a colación de las propuestas de cambio sugeridas por Spielberg como consecuencia de la cada vez más sonada inclusión de las plataformas streaming en el cine y en los festivales, no podemos negar que el cine está en un momento importante y convulso en su historia.

Las plataformas de pago para TV son un presente muy vivo en el mundo del cine, eso es ya una obviedad. No sabemos cuánto aguantarán, si son una moda, si se adaptarán a los cambios, si se apoderarán de toda la producción o si se suicidarán en su propio lago, pero sí sabemos que están tocando fibras y modificando el mercado como ya hicieron (cada uno en su sector) en su día el Vídeo, el DVD, el ebook o Internet.

Ahora bien, sinceramente creo que lo único que hará que este tsunami se quede de forma prolongada en el tiempo será la calidad y la evolución que vayan teniendo sus producciones.

Lo cual debe ir a más, y por ahora, el porcentaje cualitativo en cuanto a lo que cine se refiere es más bien bajo. Sea la crítica profesional o el público (entre los cuales me cuento), por regla general dos de cada diez títulos de producción original pasan el corte de lo decente en las diferentes plataformas que podemos encontrar: Movistar+, Netflix, Amazon, HBO, etc…

La omnipresente Netflix

Pero el caso que ocupa hoy, por lo que comentaba al inicio son las películas de Netflix. Este coloso del streaming, que busca incesantemente nuevas fórmulas y que es capaz de instaurarse en las casas como si de una sartén se tratase.

Ya es casi un útil básico en nuestras vidas en lo que a entretenimiento se refiere. Netflix recoge tanto el mundo series, como el de documentales y cine. Y es en este último en donde parece tener un especial interés este año 2019.

Sin duda, es de merecido halago el esfuerzo que la plataforma pone en buscar nuevas fórmulas, en experimentar, en la financiación de proyectos y en la fusión de los recursos, pero, por ahora, no goza de la solvencia y confianza total de la crítica (en lo referente a cine) para decir aquello de: Si es de Netflix será buena.

No pedimos que estén continuamente rondando el listón que de alguna manera ha elevado Roma, pero hasta el momento, en los dos meses y poco que llevamos de año, no se han lanzado grandes filmes.

Salvo El niño que domó el viento (para mi el mejor estreno cinematográfico de Netflix hasta ahora en 2019) y de refilón High Flying Bird destacan entre una serie de decepciones como Polar, La última carcajada, IO o Velvet Buzzsaw, entre otros. Hablamos siempre de filmes originales de Netflix.

El esperanzador 2019

Pero tranquilos, porque se atisba material interesante en el horizonte en lo que se refiere a las películas de Netflix para 2019.

El futuro de la marca parece tener reservados varios ases en la manga, varios de ellos en forma de caras y nombres conocidos y reconocidos como Ben Affleck, Kevin Costner, Robert de Niro, Scorsese, Alicia Vikander, Isabel Coixet, Anne Hathaway, Ryan Reynolds o Michael Bay.

Así pues, en la parrilla están esperando calentitos filetes cinematográficos como Triple Frontera (dirigida por J.C. Chandor), protagonizada por Ben Affleck, y la cual se estrena este miércoles 13. Las primeras críticas, aunque divididas, aseguran que es un producto convincente y que sin ser una bomba en el género bélico, parece tener los ingredientes oportunos como para no decepcionar. Sobre todo porque se trata de una cinta bélica sui géneris.

Le sigue también en el mes de marzo, el 29, otro título no menos llamativo y esperado como Emboscada final, en donde Kevin Costner y Woody Harrelson se meterán en la piel de los dos Rangers que consiguieron atrapar a Bonnie and Clyde. Una de esas historias de la historia (valga la redundancia) que siempre dejan un regusto atractivo en el espectador.

Al igual que la retrasada en su estreno y expectante The Irishman, con Scorsese en la dirección y De Niro en la interpretación. No debería salir mal la apuesta, pero habrá que esperar a octubre para verlo.

Sin fechas aún claras, se otean para este 2019 otros interesantes títulos como Elisa y Marcella, de Isabel Coixet; Six Underground, de Michael Bay y protagonizada por Ryan Reynolds; The last thing he wanted, de Dee Rees (directora de Modbound) y protagonizada por Anne Hathaway; y Earthquake Bird, con la versátil Alicia Vikander como protagonista.

En el filo de la suspicacia, pero resaltando un poco sobre otros tantos filmes que ya de partida no auguran demasiada garantía, mencionaré dos más: The King, la adaptación de las obras de Shakespeare (Enrique IV y Enrique V) con Timothée Chalamet, Robert Pattinson y Joel Edgerton en el reparto; y le daremos una oportunidad de resurgir a Eddie Murphy, Wesley Snipes y Chris Rock con el biopic del cómico estadounidense de los setenta Rudy Ray Moore, Dolemite is my name.

Y esto es todo por hoy, amigos, aunque a buen seguro alguna sorpresa más escondida aparecerá. Netflix para todos en 2019.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here