Netflix rompe su relación con Marvel

Lo veníamos anunciando desde hace tiempo, pero no por ello deja de ser menos traumático. Netflix rompe los últimos lazos que le quedaban con la factoría Marvel y anuncia la cancelación definitiva de The Punisher y Jessica Jones.

En el caso de The Punisher, la segunda temporada que acabamos de disfrutar será la última, y en el caso de Jessica Jones, habrá que esperar a que se estrene la tercera temporada, que todavía no tiene fecho de estreno, pero que presumiblemente será para inicios de este verano.

Respecto a la segunda temporada de The Punisher, hemos encontrado una serie que ha sabido mantener el tipo -y mira que era complicado- tras la apasionante primera temporada.

En el caso de la detective deslenguada, todavía se sabe muy poco, aunque hay rumores que apuntan a que el histriónico villano de la primera temporada -interpretado por el siempre interesante David Tennant- podría regresar.

Algunos directivos de Netflix se llenan la boca diciendo que este universo televisivo de Marvel, había decaído bastante y que no estaba cumpliendo las expectativas generadas al principio.

Algo de razón tienen, pero que no te engañen, el único motivo es que Disney (empresa que adquirió a Marvel hace unos años) también va a lanzar su propio canal de streaming, y por lo tanto, quiere asegurarse al menos la posibilidad de contar con estas series en su parrilla.

Desde luego, Disney tiene la sobre la mesa una complicada papeleta, y tendrá que decidir que series pasan la criba y cuáles no. Lo que está claro es que no me imagino un Punisher desatado o a un Daredevil de la misma forma que hemos visto en Netflix, en el canal de Micky Mouse.

Y en honor a la verdad, una versión descafeinada de la Cocina del Infierno, para mí ya no tendría ningún sentido. O todo o nada, es lo que debería exigir el espectador más experto, no nos hagamos ahora trampas al solitario.

Cada vez son más las sombras que envuelven a Netflix. Cancelaciones por doquier, series propias que no terminan de despegar y esos acuerdos -cuanto menos controvertidos- en los que obliga a las series ajenas a poner el cartelito de “originales Netflix” cuando en realidad no lo son.

Pero no todo van a ser palos a Netflix, las series de producción propia en su desembarco en Europa están funcionando muy bien; estamos viendo productos muy interesantes, quizá la excepción siga siendo España y nuestra “particular” forma de entender las series de televisión.

Una cosa está clara, la cancelación de Daredevil será algo difícil de perdonar al gigante rojo, y muchos estamos mirando de cerca a Netflix.

Puedes firmar la petición que se ha abierto en Change.org para rescatar Daredevil, aunque ya os adelanto que no serivrá de nada.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here