Los casinos en el mundo de las series de tv

En estos tiempos en los que la parrillas televisivas están llenas de anuncios y publicidad sobre casinos y apuestas, he de decir que estoy empezando a adentrarme en la adrenalina de este tipo de apuestas, siempre viene bien ganar un dinerito con los resultados de tu equipo favorito. Pero eso sí, siempre con responsabilidad.

Y esto me ha llevado a acordarme de algunas escenas de televisión, en las que el casino aparece como telón de fondo. La primera que me ha venido desde luego, es uno de los mejores episodios de Los Simpsons, el mítico 5×10 emitido a principios de los noventa “Springfield próspero o problemas con el juego” en el que el señor Burns crea un casino en el pueblo y encontramos varias historias, a cual más divertida.

Por un lado la siempre recta y moralizadora Marge se da cuenta de que “tiene un problema con el juego” frase que Homer le repite hasta la saciedad al final del episodio. Pero los momentos más memorables nos los brinda el Señor Burns que comienza a convertirse en un maníaco enloquecido, en una clara parodia del magnate Howard Hughes. Se deja barba, empieza a ver microorganismos en todo lo que le rodea, o incluso amenaza a su leal mano derecha Smithers a que suba a un avión que en realidad es una pequeña maqueta. Una auténtica locura.

Y por otro, como no, ese aura que rodea siempre al mundo de los casinos, sobre todo esos casinos que nos muestran en las series americanas en los que normalmente son regentados por reservas indias. Una atmósfera irrepetible que sirve como un espacio en el que seguro van a suceder cosas.

Por ejemplo, la serie Twin Peaks ya en sus dos primeras temporadas nos mostró un casino como lugar de perdición en el que los personajes con un lado oscuro acudían a realizar actividades de dudosa moralidad. Casino con una clara estética india. Y por supuesto, en la tercera temporada que Showtime emitió hace poco, 25 años después de haber emitido las originales, vimos como una de las bizarras historias de los muchos nuevos personajes que encontramos, estaban centradas en un casino, concretamente la que tenía como protagonistas a Jim Belushi y a Robert “cara de malo” Kneeper (el T-Bag de Prison Break) como mafiosos regentes de un casino al que va a parar el reverso empanado del agente Dale Cooper, conocido como Dougie.

The Killing también decidió que los casinos y la especulación urbanísitica jugaran un papel muy importante. Si no has visto The Killing deja todo lo que estés haciendo y ponte con ella. Actualmente disponible en Netflix.

Otra serie en la que los míticos y románticos casinos tienen acto de presencia es en Banshee, una serie imprescindible y poco conocida que todo el mundo debería ver. En esta serie, de nuevo un casino controlado por una reserva india que pondrá contra las cuerdas al cacique mafioso que controla es status quo de todo el pueblo, Kai Proctor. Los personajes salidos de esta reserva india, son de los más interesantes que vimos en la serie.

Lógicamente, el tema de los casinos y del juego han sido recurrentes en las series, y muchas han optado por centrar sus tramas en estos lugares. Quizás una de las más importantes fue Las Vegas y su casino “El montencito” que tras su gran éxito sufrió las mieles de la cancelación por parte del canal NBC, con las cadenas públicas ya se sabe. La serie tuvo como gran aliciente recuperar para la causa al mítico actor James Caan.

Quizás una joya menos conocida sea la británica BlackPool, una miniserie que contaba con David Morrissey (The Walking Dead, La ciudad y la ciudad) y que optó gran cantidad de premios en el año de su estreno.

¿Se nos olvida alguna? ¡Hagan juego señores!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here