¿Es Fargo una historia real?

0
loading...

¿Está Fargo basada en hechos reales?

Hoy queremos hablar sobre una de esas leyendas urbanas que forman ya parte de la cultura popular televisiva. Como por ejemplo la que circula sobre Novita (el niño de la serie de dibujos Doraemon) del que se dice que era realmente un niño en coma que había inventado todo un mundo de sueños y gatos cósmicos. Por si tienes la curiosidad, totalmente falso.

En este caso resolvemos el misterio sobre si es fargo una historia real. En lo que se refiere a la película (hermanos Coen,1996) como a la serie que acaba de estrenar su tercera temporada.

Pues bien, en los títulos de crédito de la serie Fargo y de la película se puede leer la siguiente frase:

“Una historia real. Por respeto a los vivos se han cambiado los nombres de los protagonistas; por respeto a los muertos se ha contado todo tal y como ocurrió”.

fargo una historia real

¿Está realmente Fargo basada en una historia real?

Pues lo cierto es que no. O por lo menos no del todo, ya que hay unos matices. Desde el estreno de la película se montó un gran revuelo con esta afirmación. Ya que parecía imposible que unos hechos tan dramáticos y extraños pudieran haber ocurrido realmente, ya se sabe que en estos casos siempre se dice que la realidad supera a la ficción pero en este caso no es así.

Los Coen vivieron toda su juventud en Minneapolis (cerca de Minnesota, lugar en el que transcurre la serie). Y en varias entrevistas siempre han hablado de la especial idiosincrasia de la gente que habita esos lugares, dejados de la mano de Dios y que se sienten atrapados por los crudos inviernos y las toneladas de nieve.

Según dicen los propios creadores, su abuela siempre les contaba extrañas historias de la gente del lugar, muchas de ellas marcaron su infancia y los Coen alucinaban con las narraciones que su abuela les hacía una y otra vez.

Antes de grabar la película Fargo, es cierto que oyeron una historia que ocurrió cerca de Minnesota, en la que una persona había matado a una mujer y la había descuartizado utilizando un aserradero, como ocurre en la peli. Eso sí que marcó el punto de partida para crear el guión de Fargo, pero poco más. El resto de historias, crímenes y personajes (especialmente histriónicos) son completamente inventados.

El estreno de la película provocó un gran revuelo en la zona, y a eso hay que añadir el gran hermetismo que los Coen siempre han mostrado al respecto, cuando en entrevistas se le preguntaba sobre si la historia de fargo es real.

En una rueda de prensa durante la presentación de la película, cuando un periodista le preguntó sobre si Fargo era una historia real, los Coen contestaron evasivamente y reprimieron unas más que evidentes carcajadas. Después, el periodista insistió para saber el lugar exacto en el que habían transcurrido los hechos a lo que Ethan respondió:

“Podría decírselo, pero luego tendría que matarlo”

De hecho, incluso la policía local de la zona de Brainerd (a través del sargento Frank R Ball)  se interesó por el tema y realizó varias investigaciones sobre aquellos asesinatos. El propio agente de la ley tuvo que hacer una declaración al mítico The New York Times para declarar que lo que se contaba en la película Fargo no era real.

Lo mismo ocurrió con un periódico, el Brainerd Dispatch, que desbordado por una oleada de llamadas, tuvo que enviar un reportero para realizar una investigación privada, en la que finalmente no encontró nada de nada.

Lo que los Coen sí han querido dejar claro, es que Fargo es una serie que narra algo que podría haber sucedido en un sitio en el que nunca pasa nada.

Desde el principio sí que quisieron ambientar su película y su serie en Fargo, un pueblo de la Minnesota más profunda, un ambiente que conocían bien ya que se habían criado allí. Así que aunque algunos asesinatos reales ocurrieron cerca de la zona, ellos los llevaron al extremo, a través de unos personajes bizarros y absurdos y decidieron ubicarlos en su tierra natal, ya que en esos lugares oscuros y fríos, es cierto que ocurren cosas extrañas.

Pero a la pregunta ¿Está Fargo basada en hechos reales? La respuesta es no.

No te pierdas nuestro artículo sobre ¿Dónde está realmente el acantilado de la serie Broadchurch?

Curiosidades de fargo. La Minnesota real

Así que para los hermanos Coen, era muy importante plasmar el comportamiento de las gentes de aquella zona. Por ejemplo, según cuentan ellos y así recoge Carmen Viñolo en su libro “Fargo, una historia real“, los habitantes de aquellas zonas son especialmente educados, quizá hasta llegar al extremo. Y es que son personas atrapadas en pequeños espacios (tiendas, comisarías, comercios) sepultados literalmente por la nieve, por lo que la gente intenta ser muy educada para no molestar a nadie y que no salten las chispas provocadas por la tensión y el poco espacio vital con el que se cuenta para vivir.

Pero si algo es especialmente característico de la zona, es el marcado acento, algo que fue innegociable a la hora de llevar el guión a la gran pantalla y ahora a la televisión. Los actores tuvieron que estudiar un manual sobre cómo se habla en esa región. En la película muchos de los actores eran actores novatos o extras de la misma Minnesota, para dar, ahora sí, una mayor credibilidad a la cinta.

Por ejemplo, para la serie, gran parte del reparto decidió instalarse meses antes en la zona para aprender de primera mano el extraño acento de los hombres y mujeres que habitaban esas tierras yermas. Es el caso, por ejemplo, del bueno de Martin Freeman (Sherlock, El Hobbit) que interpretó el papel protagonista en la primera temporada. Freeman no quiso ver la película, que ya estaba algo desfasada, para así empaparse del acento actual que había en la ciudad, y por elló convivió varias semanas con gente autóctona.

Está claro que los Coen, siempre han sido unos iconoclastas, y que han tenido querencia por un cine subversivo. Les fascinaba la idea de que la gente entrara al cine, y permaneciera durante las dos horas de metraje pensando que esos aberrantes hechos habían sucedido en realidad. Y ese espíritu se ha querido llevar a la serie desarrolada por Noah Hawley y que cuenta con el beneplácito y producción de los propios Coen. Algo que curiosamente no ocurrió con una serie que años antes intentó la actriz Kathy Bates, que creó una serie en forma de secuela de la película, que no gustó nada a los directores, y que por suerte para ellos, solo se pudo ver el primer episodio, ya que finalmente fue cancelada.

Si te interesa más el tema de Fargo no te pierdas el maravilloso libro de Carmen Viñolo “Fargo, una historia real” publicado por Quarentena Ediciones y que puedes adquirir en Casa del Libro o en Amazon, pulsando directamente sobre los enlaces.

Community Manager y Responsable en Marketing online. Licienciado en "Administración y Dirección de empresas" y en "Publicidad y RRPP" por la Universidad de Murcia. Máster sobre Marketing online en la Escuela Europea de Negocios. Apasionado del marketing, puedes seguirme en los blogs que administro. Sobre series de tv (SerieManiac.com) y fotografía (Atravesdemiespejo.com). Aficionado a la fotografía, las series de televisión extranjeras y al cine. Actualmente inmerso en una novela que estoy escribiendo. He disfrutado viviendo un tiempo en países como Australia, Irlanda, Inglaterra o Dinamarca.

Leave A Reply