CRÍTICA DE LA PELÍCULA LA LA LAND

0
loading...

Cristóbal Terrer y Victor Mirete analizan la película La, la, land

Análisis de La, la, land de Cristóbal Terrer

Vaya por delante que no soy ni mucho menos un amante del cine musical, pero La, la, land es una de esas películas que rompen esquemas y se escapa de la vorágine yerma en que se ha convertido Hollywood, una suerte de remakes, reboots, pelis tontas de superhéroes, adaptaciones de películas europeas, de series, de precuelas, secuelas o sagas estiradas hasta colmar la paciencia del espectador.

La, la, land es una de esas películas diferentes, originales, que beben de los clásicos y los referencia con admiración y respeto, una película que da que hablar, que da que pensar, y de la que siempre recordarás cuándo la viste, en que sala de cine, con quién la disfrutaste. Una peli que deja un poso reflexivo casi sin darte cuenta, que te va llenando el cerebro conforme van pasando las horas y se aleja poco a poco del día en que la viste.

Muchos han criticado los números musicales por lo poco profesionales, creo que eso es otro punto a su favor, son canciones que se entienden y que muestran precisamente a dos actores en busca del sueño perfecto en Hollywood, un musical que podría estar protagonizado por gente como tú o como yo, algo parecido al experimento que ya vimos en España con El otro lado de la cama (Emilio Martínez Lázaro, 2002).

Puedes visitar nuestra sección de: Críticas de cine.

Otros han criticado su sorprendente final, abordado de manera brillante y arriesgada con una especie de juego de espejos, de dimensiones paralelas, de decisiones que pueden cambiar nuestra vida ¿Acaso nuestra vida no esta fraguada por las pequeñas decisiones que tomamos? ¿Qué hubiera pasado si no hubiera cruzado esa calle? ¿Si hubiera atendido aquella llamada de teléfono?

Es complicado encontrar en el cine ultra comercial de Hollywood un final que escape del manido happy ending y eso eso es un acierto incontestable a favor del nuevo genio de Hollywood: Damien Chazelle, que con tan solo 32 años recién cumplidos ha imprimido su sello personal a sus dos películas: Wiplash (2014) y La, la land (2016).

Se fiel a uno mismo, a tu particular forma de entender el cine es algo que está al alcance de muy pocos actualmente, quizá sólo para genios como Christopher Nolan, Dennis Villeneuve, Tarantino, Alfonso Cuarón, Paul Thomas Anderson o Iñarritu.

Y es que la película es una película de director 100%, en ella se nota el sello de Chazelle, en cada plano, en cada segundo del montaje, en la fotografía, en la forma de contar la historia y dividirla en capítulos, flashbacks, y por supuesto en la veneración continua por el jazz y la música. Parte de culpa tiene también Justin Hurwitz compositor y guionista junto Damien Chazelle en esta y su anterior película.

La,la, land es una película de director 100%, en ella se nota el sello de Chazelle, en cada plano, en cada segundo del montaje, en la fotografía, en la forma de contar la historia.

Particularmente me gustó más su opera prima Wiplash, una película que todo el mundo debería ver, una película trepidente, dramática y que consigue volcar el corazón del espectador a cada golpe de platillo. Una historia de un batería que se encuentra con un profesor demasiado exigente y que trata de encontrar su lugar en el mundo, una historia de segundas oportunidades, en definitiva, un nuevo ensayo reflexivo al igual que hace en La, la land.

Quizá lo más importante de una película es su final, y el de La, la, land es simplemente una obra maestra al alcance de casi nadie.

la la land beso

Como curiosidades destacar que la pareja de actores previamente iba a estar interpretada por Emma Watson (la Hermione de la saga Harry Potter) que finalmente puso una serie de trabas para el rodaje, a la altura de las grandes estrellas de Hollywood, como por ejemplo que todos los ensayes se hicieran en su Londres natal, y no en Estados Unidos donde estaba todo el equipo. Y por otro lado, el papel del chico estaba pensado para el prota de Wiplash (Miles Teller) pero que finalmente fue descartado por exigir dos millones más en su contrato.

Posiblemente ahora se estén tirando de los pelos por haber rechazado dos papeles de los que pocas veces aparecen, dos papeles como caídos del cielo. Que llenarían sus egos de premios y reconocimiento en todas partes ¿o quizás no? O quizá esa pequeña decisión de cambiar el cast es lo que ha supuesto el triunfo de La, la, land.

Y es que Emma Stonde y Ryan Gosling están de enhorabuena y se han convertido en los chicos mimados de la industria. Un futuro esperanzador le espera a Ryan Gosling, que comenzó sus pinitos artísticos en el famoso Disney Micky Mouse Club junto con otros talentos musicales que enseguida lo desbancaron del mundo de la música como Cristina Aguilera, Briney Spears o Justin Timberlake. Pero que sin duda provocó que el gusanillo de la música despertará en él, pues actualmente tiene un grupo de música. Tras su espectacular película Drive, en la que aparece con un registro completamente distinto, muchos le vaticinábamos una gran carrera. Que finalmente quede coronada con la que para muchos es la película más esperada del año, la secuela de Blade Runner, el Blade Runer 2049 de Dennis Villeneuve (Prisioneros, Enemy, Sicario, La llegada) que compartirá con el bueno de Harrison Ford.

¿Sabes si Ryan Gosling toca el piano realmente en la película? Haz clic en el enlace y te lo contamos en este otro artículo de nuestra redactora Diana Belmar.

Yo todavía me emociono al oír uno de los mejores momentos de esta película musical, intensa, emotiva y sobre todo, triste…

camiseta chica khlaesiAnálisis de La, la, land de Victor Mirete

No tengo edad ya para estas cosas. ¿O sí?

Vale, no es el mejor musical de la historia, pero son unos cabrones. Eso no se hace. No te pueden destrozar el corazón en los 10 últimos minutos de la película de esa forma. Es deliberado, alevoso y hay que ser muy frío para soltar ese doble guión final y quedarse tan pancho viendo como se les parte el alma a los espectadores.

Sí, me he puesto algo ñoño, lo reconozco, pero es que es una película ñoña muy bien hecha. Muy bien construida en muchos aspectos, regular en otros y alguno por ahí que no pillo demasiado el porqué (aunque básicamente es por el afán de hacer guiños al pasado cinematográfico). Sea como fuere, está claro que el uso de la fotografía, la iluminación, la escenografía o los planos secuencia están fuera de toda crítica, porque son magistrales y tratados hasta el detalle. No así tanto los bailes y a veces las canciones, pero han sabido tocarnos todas las fibras sensibles del corazón (no te la aconsejo si estás en una época sentimental confusa). Lo cierto es que han convertido la realidad del amor en un baile y en una melodía de la que muchos de nosotros nos sentimos identificados y con la que alguna vez hemos fantaseado. Pero el trato de la trama romántica lo han tratado de forma bastante inteligente.

Han convertido la realidad del amor en un baile y en una melodía de la que muchos de nosotros nos sentimos identificados.

escena la la land

Al margen de todo ello, es una película que sin llegar a pasar a la historia, cuenta una historia muy bonita. Pero sigo pensando que son unos cabrones y que eso no se hace. “LA LA LAND”. Y yo ya no tengo edad para estas cosas, ¿O sí? No lo sé, el caso es que la he visto.

Sí, esa era la película a la que me refería. Y sí, lo reconozco, me encantan los musicales. Desde Cantando bajo la lluvia a Chicago, pasando por West Side Story, Mouling Rouge, Mary Popins, Grease, Flashdance, Mama mía, todos los de Disney y tantos otros más. Creo que muestran la vida con otro color, con otro ritmo y son capaces de esconder nuestro lado más frío para sacar el amor, la pasión y la ilusión que todos llevamos dentro. Pero “La la land” cuenta con una magia especial. No sabría bien decir cual, pero se palpa. Y repito que no es el mejor musical de la historia, pero han sido muy listos.

Y para colmo, van y cogen a dos monadas de actores para hacer las delicias de los chicos y las chicas. Emma Stone y Ryan Gosling, que prácticamente se comen el 80% del film. Porque aun habiendo escenas en las que hay un buen grupo de personas merodeando, bailando y canturreando, no se trata de una película musical Coral.

Eso sí, no sé a que cojones viene la escena del claqué. Bueno sí. Otro guiño, supongo que a Fred Astaire y Ginger Rogers. Pero vamos, no hacía falta. No viene  a cuento. En fin, hasta el próximo musical; y recordad: llevad a vuestra novia a ver este, ganaréis puntos y lo mismo esa noche toca baile, si no dais mucho el cante…

camiseta chica sons of anarchy

 

Leave A Reply