Crítica de la serie Taboo

0
loading...

Analizamos sin spoiler la serie Taboo: primeras impresiones

Un tipo al que todos creían muerto reaparece en el Londres de principios del siglo XIX para hacerse cargo de la herencia de su padre: el estrecho de Nootka, una tierra salvaje en el otro lado del mundo que ambicionan tanto la Corona Británica como los recién nacidos Estados Unidos de América. Un trozo de tierra por el que está dispuesto a luchar y por el que las partes implicadas no dudaran en derramar la sangre que haga falta…

Así da comienzo la serie Taboo, la nueva serie de ficción histórica de BBC One y FX (Sons of Anarchy), protagonizada por Tom Hardy (Mad Max, Origen, El caballero oscuro: la leyenda renace) e ideada por él mismo y su padre en una gran producción en la que aparecen nombres como el del mítico Ridley Scott (Blade Runner, Gladiator). Además el guión corre a cargo de Steven Knight que ya trabajó con Tom Hardy en la película Locke o en la serie de culto británica Peaky Blinders. Además lo que empezó siendo una temporada de 8 episodios ya está en negocaciones para tener dos temporadas más. En España se puede ver en HBO España.

Taboo es un drama de época envuelto en un halo de misterio, aventura y violencia que nos traslada a las sucias y pestilentes calles del Londres de 1814, una época convulsa donde las haya tanto para una Europa inmersa en las guerras napoleónicas como para los imperios de Ultramar con la reciente emancipación de las trece colonias de Norte América. Eso sin mencionar África, la gran olvidada del mundo “civilizado” (nótense las comillas), continente explotado y expoliado, cantera de los esclavos que en teoría ya no existían en esos años.

Uno de los puntos fuertes de estos primeros episodios de Taboo, aparte de una trama interesante y bien llevada, es la atmósfera que envuelve a la historia a través de una fotografía impactante y un magnífico diseño de producción, una ambientación oscura y sombría que nos mete de lleno en la época. Especial mención también para la caracterización de los actores, con un maquillaje, vestuario y detalles muy conseguidos (atención a las ropas llenas de mugre, los dientes negros o los estragos físicos de las enfermedades de esos años en los diferentes rostros). Características que otorgan un gran realismo a la serie y casi te hacen palpar y oler ese mundo pasado.

Junto a la ambientación destaca la imponente presencia de Tom Hardy dando vida a uno de los personajes más interesantes que hemos visto en los últimos tiempos. Su James Delaney es un tipo de lo más chungo, de esos que te darías la vuelta si te lo cruzaras por la calle. Curtido en sus viajes alrededor del mundo con la compañía comercial de su padre y en las guerras en las que sirvió en el ejército de su Majestad, Delaney lleva el infierno escrito en la mirada. Hardy ofrece una interpretación magnética y temible de un tipo que parece haber traído en la maleta unos cuantos demonios de su última estancia en África.

Con tan solo dos episodios Taboo ya nos tiene metidos en el bolsillo. Una excelente atmósfera e interpretaciones y una historia de lo más atractiva que promete grandes momentos son sus credenciales de partida. Si estáis buscando una nueva serie potente a la que engancharos Taboo es sin lugar a dudas una opción de primera.

Leave A Reply