Análisis tercera temporada de Masters of Sex

0
loading...

La evolución de Masters of Sex

En este post me gustaría hablarles de la tercera temporada de Masters of Sex. Mi intención no es comentarla paso a paso, capítulo por capítulo, sino dar una opinión general de lo que me ha parecido. La serie que protagonizan Michael Sheen y (brillantemente) Lizzy Capplan termina la tercera temporada con un nuevo escenario muy diferente del que se nos había planteado a lo largo de la serie. Si no has visto la tercera temporada, no sigas leyendo, ya que el articulo puede contener algún spoiler.

Esta temporada ha sido la temporada de la evolución por Masters of Sex. Ha habido evolución en las situaciones, en las tramas y en los personajes. La incorporación de nuevas fichas en el tablero también ha resultado clave para poder disfrutar de una temporada que, a pesar de tener momentos un poco surrealistas y que no aportaban mucho a la trama (¿un gorila con disfunción sexual? ¿De verdad?) ha sido mucho más dinámica y entretenida que las anteriores.

Durante estos doce capítulos hemos vivido la ruptura de la “pareja” Masters and Johnson. Curiosamente, en su mejor momento profesional. La aparición del inversor Dan Logan le ha proporcionado una visión a Virginia muy diferente de la que había estado sometida durante más de una década. Le ha hecho ver que existen muchas más cosas fuera del trabajo y muchos más hombres a parte de Will. En esta temporada también hemos presenciado la (inevitable) ruptura de la familia Masters. En este caso, de Will con su esposa e hijos. El papel que ha desempeñado el nuevo vecino Edley ha contribuido mucho a que esto ocurriera. Ha conseguido llenar los vacíos como padre y como marido que Masters había descuidado a lo largo de los años.

Curiosamente el único personaje que no ha evolucionado ha sido el Dr. Masters. Sigue tan perdido como siempre. El éxito profesional no termina de llenarle y hace mucho tiempo que no se siente a gusto ni con sus hijos ni con su esposa y la única persona por la que vive, la única persona con la que encontraba paz, su amor y confidente, Virginia, termina abandonándolo, a él y al proyecto personal y profesional a la que tanta dedicación y tiempo han invertido.

Sin su familia, sin Virginia y veremos si no termina entre rejas. Así despedimos a Will Masters en el último capítulo de la tercera temporada. Sólo, en una carretera. A medio camino del trabajo, a medio camino de su casa y a medio camino de Virginia. A medio camino de nada.

 

Des de 1992. Economista. Seriéfilo. Larga vida a W.W. Podeis seguirme en mi twitter: @jaume5carbo

Leave A Reply