Crítica película Interestelar

3
loading...

Explicación y crítica de Interestelar la última película de Christopher Nolan

Quentin Tarantino ha dicho del maestro Christopher Nolan , que es una mezcla de Terrence Malick (El árbol de la vida, La delgada línea roja) y Stanley Kubrik (2001, La naranja mecánica). Y posiblemente sea una de las críticas de la película Interestelar más acertada.

La nueva película de Christopher Nolan lo ha vuelto a hacer, nos ha dejado a todos con la boca abierta. Interestellar supone el regreso a las pantallas de Nolan tras la exitosa Origen y tras quitarse el corsé argumental e imaginativo del Caballero Oscuro (la quinta esencia del cine fantástico y de super héroes).

Durante la lectura del artículo, te recomiendo que te dejes llevar y oigas la banda sonora original cuyo vídeo he puesto más abajo.

Matthew McConaughey llorando en Interestellar

Rigor Científico de Interestellar

Interestelar está basada en los trabajos del científico y físico teórico Kip Thorne, que ha realizado grandes descubrimientos sobre los agujeros de gusano o Agujeros Negros y que colaboró activamente en el guión del film. Teorizando (y digo teorizando porque espero que nadie esperará que en la película se resolvieran de un plumazo los enigmas del universo) sobre como viaja la luz a través de ellos, lo que está en consonancia con la famosa Teoría de la Relatividad de Albert Einstein. El tiempo es relativo, puede pasar rápido cuando estás con la persona a la que amas, o puede convertirse en eternidad cuando grabas una imagen en tu memoria.

Enlaces interesantes:

Explicación de la teoría de la relatividad

Punset habla sobre la teoría de la relatividad

planeta helado de interestelar

2001: Una odisea en el espacio

Y es que actualmente no hay mejor director en el mundo que Christopher Nolan, el británico sabe aunar como nadie arte y entretenimiento, acción y reflexión, pausa y ritmo ¿Acaso el cine no se trata de eso? Y por ahí andaban los tiros, nunca mejor dicho, del bueno de Tarantino, algo anquilosado desde Kill Billl.

Nolan nos presenta un blockbuster con tintes filosóficos en el que invita al espectador a reflexionar sobre la vida y la muerte, sobre el universo y la condición humana. Temas eternos, elevados e importantes, pero a los que se enfrenta sin la petulancia ni la arrogancia de Malick (no tenemos que aguantar horas de metraje pseudo poético que no llevan a nada y que escapan a la razón del gran público).

No. Nolan lo hace desde la grandiosidad y originalidad que sólo Kubrick supo dar a sus películas. Y es que Interestelar es un canto continuo a una de las obras maestras del cine de ciencia ficción. Esas secuencias en las que contemplamos las naves espaciales de Interestelar, en silencio, sin música, casi a cámara lenta, con la sensación de ingravidez que el espectador busca cuando visualiza este tipo de cintas y que Cuarón llevó a la enésima potencia con la también magnífica Gravity (puedes leer la crítica completa en este artículo anterior: Crítica de Gravity).

Pero con una gran diferencia respecto a 2001: Una Odisea en el espacio. En la película de Nolan, el espectador, ávido de emociones fuertes, continuamente está buscando la maldad de las máquinas. Sabedor de los clichés en los que el cine de ciencia ficción se suele encerrar a sí mismo, con una estructura argumental muy manida que no siempre le hace justicia. Ese Hal9000 que proclama el triunfo de la máquina sobre el hombre, y del que subyace que ningún ser mecánico puede sustituir a la razón humana. Otra vez, no. De hecho, las máquinas robóticas de Interestelar son buenas, ayudan al ser humano y salvan vidas como en el caso de la doctora Amelia Brand (Anne Hathaway) cuando la amenaza de una ola gigante está a punto de arrastrarla.

poster de interestelar

El fin del mundo según Nolan

En Interestelar es el hombre el que devora al hombre. Nolan nos presenta con unas suaves pinceladas una nueva visión distópica de nuestro Planeta (algo tremendamente de moda en el cine y en la televisión: Los Juegos del hambre, El corredor del Laberinto, The Walking Dead…) Es el espectador el que tendrá que rellenar los huecos argumentales que el director nos va dejando por el camino, a modo de pistas.

A Nolan no le interesa meterse en el por qué el planeta está así de deteriorado. No hace falta. Todos sabemos que en unas décadas, tendremos un planeta así de denostado y esquilmado de recursos. El fin de la Tierra, no vendrá de golpe como en las películas casposas y megataquillazos en que un meteorito arrasa Nueva York. El final de la Tierra vendrá poco a poco, casi sin darnos cuenta. ¿Acaso no estamos ya ante él?

Las cosechas agotadas, polvo en la atmósfera y el hombre volviendo a sus orígenes. En Interestelar o miras al cielo en busca de respuestas como Cooper (soberbio Mathew McConaughey) o miras a la tierra, como agricultor. Todos héroes, intentando salvar un planeta que nosotros mismos hemos condenado.

Y es que Christopher Nolan vuelve a poner el dedo en la llaga, que a nadie se le escape la tremenda distopía que planteó en la tercera entrega del Caballeo Oscuro, en la que arremetía duramente sobre una sociedad en crisis y destruida por la corrupción (¿A qué me recuerda esto?). En este caso, no arremete sobre la clase política (la de Gotham) sino sobre la tiranía del ser humano sobre el ecosistema que habita y que aniquila como un virus.

Con todos esos ingredientes, Nolan crea una mega producción (¡qué bien le han venido los millones recaudados con la saga Batman para realizar las películas con las que siempre soñó!) que nos invita a reflexionar sobre nuestro Planeta, con la que te entretienes desde el primer segundo y con la que te quedas pegado a la butaca a través de la espectacularidad de la historia. Pero no os engañéis, Interestelar es en realidad una preciosa historia de amor, de las que se ven poco en el cine actual, la de un padre y una hija. Un amor que trasciende años, generaciones mundos e incluso dimensiones.

nube de polvo pelicula interestelar

Interestelar y Origen

En este aspecto los paralelismos con Origen (Leonardo DiCaprio, 2010) son claros: una puesta en escena colosal para contar una historia de las de toda la vida. En Origen tenemos el amor de Cobb (¡Cuánto se parece al nombre de Cooper!) hacia su mujer. Para ello Nolan, se vale de toda clase de subterfugios que hacen las delicias de los amantes del cine más comercial. Una mezcla inteligente y brillante. Reflexionar sobre la vida comiendo palomitas. La esencia misma del séptimo arte.

En ambas, películas hay dos escenas clave. Las del final, en las que la acción alcanza sus respectivos climax, En Origen cuando varios sueños se superponen y vamos viendo que ocurre a cada uno de los personajes mientras el furgón blindado cae al río. En Interestelar la escena en que Cooper intenta que su hija resuelva el misterio de los libros y el código Morse mientras en la realidad, la hermana provoca un incendio en los campos de cultivo y luchan por sobrevivir a una terrible tormenta de polvo.

Además en ambos filmes, la primera escena, es en realidad el final de la película. En ambas, Nolan juega con nosotros casi sin darnos cuenta. Ambas son auténticas obras maestras.

Por si fuera poco, las dos películas comparten también una banda sonora maravillosa y muy parecida, de esas que trascienden a la propia película y de las que en las dos ocasiones se encarga Hans Zimmer, maestro de maestros.

Pero no olvides que las películas de Christopher Nolan son un auténtico rompecabezas, que nadie se olvidé de su primera gran película Memento (2000). Todas están abiertas a interpretaciones, a buscarle los tres pies al gato, a buscar explicaciones donde posiblemente no las hay. Déjate llevar por la poética de sus películas, por la puesta en escena, déjate llevar por la emoción y entonces disfrutarás de su cine.

Si te empecinas en entender que le ocurre a Cooper durante su aventura espacial, si te empeñas en entender las implicaciones científicas no vas a disfrutar de la película. Al fin y al cabo, Nolan no puede resolver los misterios del universo, simplemente se atreve a dar una teoría, su teoría. Esa de las cinco dimensiones en que gravedad y tiempo se funde en una sóla. Y plasmar eso en una secuencia es arriesgado, cuanto menos. El ser humano es un ser finito que entiende el tiempo de forma lineal. Como una carretera en línea recta. Ni nuestra alma ni nuestro cerebro están preparados para entender la infinitez de las estrellas ni los enigmas del universo.

Relájate y déjate llevar. Sería como tratar de esperar explicación a cada detalle del final de Perdidos (del que puedes leer la crítica en este enlace: Final de Perdidos).

jessica chastain interestelar

Los actores y la música

Para dejarte llevar, tenemos a un reparto estelar, o más bien Interestelar, encabezado por Matthew McConaughey, el actor de moda tras ser recuperado para la causa por la serie True Detective, posiblemente la serie del año.

El actor nos brinda una de sus mejores actuaciones, y sabe captar la esencia del cine de Nolan, esa emotividad que te emociona y hace que no puedas parar de ver la película. Junto a él, el resto de cast de su confianza: Hathaway, Michael Caine que ya aparecieron en la espectacular The Dark Knight Rises.

Y no olvidar al actor Matt Damon que irrumpe en el film partiéndolo en dos. Su papel posiblemente sea uno de los más odiados de toda su carrera. No por su actuación, sino porque encarna a un malvado que a punto está de dar al traste con años de investigación. Todos nos enfurecimos cuando traiciona al resto de tripulación.Si bien es cierto, que Matt Damon encarna la humanidad en estado puro, ese instinto animal de supervivencia que todos tenemos dentro.  De nuevo subyace la idea distópica del que el hombre es un lobo para el hombre.

Y como en toda la filmografía de este director, para dejarte llevar por sus historias, el director recurre a un personaje omnipresente: la música. Una banda sonora maravillosa, evocadora y emocionante. Que acompaña a todas y cada una de las principales escenas del film. Interestelar no sería lo que es sin su banda sonora, sin esa melodía reflexiva y trágica que toca algo en nuestro interior. Que nos hace partícipes en primera persona, de ese viaje interior que Cooper hace, para reencontrarse con su familia y con el amor de una hija perdida. ¿Acaso no va de eso Interestellar?

Conclusión

Para terminar este análisis, un nuevo paralelismo entre Interestelar y Orígen .En ambas tenemos dos escenas únicas, de esas que quedarán grabadas para siempre en mis retinas. Sólo he visto dos veces en mi vida, suspirar al unísono a toda una sala de cine abarrotada. Qué casualidad que en las dos ocasiones fue con películas de Christopher Nolan.

La primera ocasión, con la espectacular escena final de Origen y el tótem de la peonza girando. En Interestelar, cuando McConaughey y Hathaway vuelven a la nave tras sobrevivir al tsunami y se encuentran con que en realidad han pasado casi 20 años de golpe. En ambas ocasiones un signo de exclamación quedó colgado para siempre en la platea de un cine del que ya no recuerdo ni su nombre.

poster de la pelicula interestelar

 Canción de la película Interestelar

 

Community Manager y Responsable en Marketing online. Licienciado en "Administración y Dirección de empresas" y en "Publicidad y RRPP" por la Universidad de Murcia. Máster sobre Marketing online en la Escuela Europea de Negocios. Apasionado del marketing, puedes seguirme en los blogs que administro. Sobre series de tv (SerieManiac.com) y fotografía (Atravesdemiespejo.com). Aficionado a la fotografía, las series de televisión extranjeras y al cine. Actualmente inmerso en una novela que estoy escribiendo. He disfrutado viviendo un tiempo en países como Australia, Irlanda, Inglaterra o Dinamarca.

Discussion3 comentarios

  1. Pingback: Crítica Frozen, el reino del hielo | Noticias de series

Leave A Reply