TEMPORADA 21 DE LOS SIMPSONS

4
loading...

¿Todavía eres de los que ve los episodios viejos de Los Simpsons y no los nuevos? Atrévete con la temporada 21

Los Simpsons la Site-com más longeva de la historia sigue temporada tras temporada en antena. Pero ¿Quién a estas alturas sigue viendo los episodios nuevos de Los Simpsons?

Lo cierto, es que cada vez son menos, las personas que deciden seguir enganchandas a las nuevas temporadas de Los Simpsons, y este, por ende, es el argumento esgrimido por los detractores de la serie de Matt Groening, que cada vez son más.

Se ha atacado a Los Simpsons de varias cosas: de que han perdido su acidez (el éxito de la genial/brutal Family Guy tiene gran culpa de ello), de que los episodios se basan simplemente en alocadas tramas inconherentes y superficiales y que no se basen en verdaderas tramas complejas con un inicio y un desenlace, pero sobre todo, en que ya no se ahonda en los personajes principales, ni mucho menos en los secundarios ¿Qúién recuerda un episodio en el que aparezca Skinner, el profesor de música, Hans Topo o el reverendo LoveJoy?

Pues bien, tengo el honor de aclamar que yo sí soy uno de los pocos maníacos que sigue de cerca las nuevas temporadas de Los Simpsons y de hecho, me considero un bicho raro por hacerlo.

Lo cierto, es que tras unas temporadas que han sido un auténtico desierto argumental, las últimas temporadas de Los Simpsons (19-20-21) sí que merecen la pena, y el espectador podrá comprobar una vuelta a la madurez, a los orígenes si se quiere. Tramas que empiezan, continuan y terminan con una idea clara y concisa, con presencia de los personajes que han hecho de Los Simpsons una serie única.

El que no haya seguido las peripecias de la familia amarilla en los últimos años no sabrá, por ejemplo, que Homer es el protagonista de una película de acción, el porqué el Director Skinner es un director estirado y gris, el mayor bromista de la historia del Colegio (alter ego de Bart) y la nueva boda de Krusty en un episodio con un final emotivo.

De hecho, se empiezan a ver cosas parecidas a su némesis televisivo Family Guy: como los inteligentes flashback de Padre de Familia, o las continuas referencias a otras series y programas, como una parodia de South Park, entre otras.

No obstante, la sombra de las nuevas temporadas planea sobre la temporada 21 de Los Simpsons, en una reciente lista de los mejores episodios según sus propios guionistas, el más nuevo data del año 2000, ose que en 12 años, según sus propios creadores, no ha habido un episodio que realmente merezca la pena y pueda entrar en el Olimpo de los mejores episodios.

 

 

 

Bloguero y experto en Marketing Online. Licienciado en “Administración y Dirección de empresas” y en “Publicidad y RRPP” por la Universidad de Murcia. Apasionado de las series de televisión, la escritura y la fotografía. Locutor de radio en VozFM con el programa cultural “El Bancal de los Artistas” y colaborador en RadioBetis con una sección sobre series de tv. Autor de la novela negra “Cameron” editada por Malbec Ediciones y otros relatos. He disfrutado viviendo un tiempo en países como Australia, Irlanda, Inglaterra o Dinamarca.

Discussion4 comentarios

  1. Daniel Afanador - www.mirincon.co

    Yo le empecé a perder la fe desde la temporada diez en adelante, y la perdí totalmente cuando les cambiaron las voces en Latinoamérica. No creo que me vea algún día una temporada completa

    • Gracias por el comentario, en España también cambiaron las voces y fue un duro golpe para la serie, sobre todo tras la muerte del mítico actor de doblaje que interpretaba a Homer.

      De nuevo recomiendo, intentar ver las 2 últimas temporadas, sobre todo la 21.

      Saludos

  2. Era un fan acérrimo de Los Simpson. Pero de la vieja escuela. Los simpson perdieron su identidad con los años, al olvidar los guionistas qué la hicieron grande. Los personajes han cambiado tanto desde el principio que me resultan casi irreconocibles. El humor que antes era más inteligente e ingenioso, se inclina ahora hacia el halo de family guy, es decir, brutal y absurdo. Y family guy me gusta, pero si quiero ver family guy, pongo family guy. Los Simpson eran otra cosa. Una serie redonda, perfecta, completa. No necesitaba inclinarse por estupideces. Conseguía hacerte pensar con cada chiste desternillante, lo quisieras o no.

    Ya no es así. ¿Ha perdido su acidez? No, ha plagiado la de otros. Se ha dejado llevar. Ha olvidado sus orígenes, no se ha mantenido fiel a su legado.

    Dicho eso, recalco que el autor del artículo tiene razón, he observado un retorno a los inicios en las últimas temporadas. Pero siguen sin estar al nivel. Algunas cosas ya no serán como antes. Por ejemplo, antes todos los personajes me gustaban en mayor o menos medida. Ahora Lisa me toca las narices cada vez que abre la boca, es la voz del más estúpido de los intelectualismo. No parece ya el personaje inteligente y sensato (pero ingenuo) que era. Es un dichoso incordio.

    Bart antes era un genio maligno. ¿Quién no recuerda cuando corrió las líneas del aparcamiento unos pocos centímetros, (“invisible al ojo humano”, pero la que se montaba cuando se intentaban abrir las puertas de los coches XD). ¿O cuando colocó los amplificadores de sonido en línea, provocando una tormenta sónica? De crío tuve que probarlo y no, no funciona, por lo visto va contra las leyes de la física o algo así XD.

    Bart tiene muy pocos golpes brllantes. Se ha convertido en un estereotipo sin alma, como Lisa. Y como el resto, no quiero alargarme dando detalles.

    Pero el cambio es esperanzador. Quiere decir que se han dado cuenta de ello, de que habían perdido el norte. Aún cabe la posibilidad de que vuelva el humor brillante que me apasionó tanto 😉

Leave A Reply