Crítica película La La Land

0

Que una película consiga sacarte una sonrisa durante los primeros minutos y se mantenga a lo largo de toda la obra, es algo que no todas pueden hacer. Si aparte, añadimos que es capaz de manejar las emociones del espectador, y para finalizar añadimos una banda sonora apoteósica obtenemos un producto más que redondo. Y sinceramente, creo que La La Land, es una película maravillosa.

Hay algo indudable. Al conseguir 7 globos de oro en la edición de este año, es decir, todos a los que aspiraba, hacen que esta película haya hecho historia. Y es que una gran parte del mundo ya se ha rendido a los pies de la película que firma Damien Chezelle, que tras la poderosa Whiplash (2014), vuelve a llevar música a las salas de cine, aunque esta vez sea de una manera diferente.

Pero lo primero es lo primero. Dejo por aquí el trailer de la película:

Tras verlo, lo que más me preocupaba es que no fuera más que la típica película de amor pasteloso, en el cual la historia gira por completo en torno a este tema y con algún número musical entre medias, en los que los protagonistas se sinceran y muestran su gran amor tanto a los personajes como al público. Y sin embargo, estaba muy equivocado.

Que sí, que es una historia de amor. Pero sinceramente, no es para nada un amor empalagoso. Creo que este es uno de los mayores aciertos de la película, el no centrarse simplemente en Mia y Sebastian. Durante todo el film, el anhelo de alcanzar los sueños está ahí. No en vano, su sobrenombre, la ciudad de las estrellas, hace referencia no solo a que la película está ambientada en Los Ángeles, sino en las ganas de llegar a lo más alto por parte de los protagonistas.

Y es que para conseguir un sueño, se hace lo que sea. Como ir a tomar café a varios kilómetros para poder estar cerca del lugar donde algún día te encantaría tocar, o trabajar en una cafetería junto a unos estudios de cine, para poder ver a los actores que tanto admiras. Todo esto, consigue una película muy notable. Pero de hecho, aún queda lo mejor.

No soy muy fan de la música en el cine. Prácticamente, casi nunca he tenido la necesidad de revisar la banda sonora de una película. Pero es que La La Land no es una película musical más. Ya desde el comienzo, con un maravilloso plano secuencia de varios minutos de duración (una canción,con una perfecta coreografía en la que Chezelle enseña su buena mano a la hora de posicionar la cámara y de paso, coloca una sonrisa en la cara del espectador) la película demuestra que esto va a ser un musical. Y de los buenos, además. Y todo porque la película se preocupa demasiado por tratar de emular la escenografía de un escenario, y sinceramente, el resultado es increíble.

Algunos planos son dignos de ser recordados. Y es que toda esta película realiza un homenaje al cine clásico, ese en el cual los actores también bailaban y cantaban. Ese en el cual destacaba Fred Astaire. Y La La Land se ocupa de acordarse de películas como Casablanca, Rebelde sin causa y Cantando bajo la lluvia. Si es algún momento has visto y te han gustado estas películas, disfrutarás en gran medida viendo como Chezelle los ha incluido en su película.

El formidable uso de la iluminación para añadir o restar importancia a algo en la escena, e incluso para exteriorizar las emociones de los personajes. Y aquí tenemos otro punto fuerte de la película, los personajes.

Los protagonistas, muy bien interpretados por un genial Ryan Gosling y una maravillosa Emma Stone, que cumplen con creces durante toda la película y brillan con luz propia en las escenas musicales. De la pareja protagonista, sin duda destaco a Stone, que hace una interpretación digna de un Oscar.

Y que decir de la banda sonora… pura magia. Dejo una lista de reproducción de Spotify con las canciones para poder disfrutarlas:

En resumidas cuentas, La La Land es, posiblemente, una de las mejores películas del año. Lo que esta obra transmite al espectador es maravilloso, consiguiendo que cuando los títulos de crédito aparecen en la pantalla, el espectador sale con una sonrisa en la cara. Y es que La La Land es pura emoción.

Si te ha gustado esta crítica, y tienes alguna sugerencia, hazmela llegar a traves de mi twitter @carlos_her5. Igualmente, si quieres leer más artículos así, puedes hacerlo aquí.

Leave A Reply