Crítica de la serie Shooter

0

Primeras impresiones y análisis de la serie Shooter

Acabo de empezar a ver la recién estrenada serie americana titulada Shooter: El tirador. Está basada en el best-seller Point of Impact de Stephen Hunter (publicada en 1993) y producida por Mark Wahlberg (El cual ya protagonizó la película en la que está también basada esta serie). La serie Shooter, de la que por ahora solo tenemos dos capítulos disponibles narra la historia del experto francotirador y marine de los Estados Unidos Bob Lee Swagger, Encarnado por Ryan Phillippe, (Secretos y mentiras); y que tras un duro golpe moral en una misión de guerra, perdiendo a un compañero, se retira para vivir en el exilio junto con su mujer, hija y armas de fuego.

No obstante, la trama principal comienza cuando una organización gubernamental secreta encabezada por un viejo compañero de guerra de rango superior, Isaac Jonson, (encarnado por Omar Epps, el chico de color de la serie House), se vuelven a poner en contacto con él para solicitar su ayuda ante una seria amenaza sobre el presidente de los Estados Unidos. Un hipotético atentado que creen va a llevar a cabo un francotirador checheno, que también fue el que asesinó al amigo de Bob Lee.

Puedes leer más críticas de series en nuestra sección: Críticas de series.

poster de la serie shooter

Pues bien, a partir de ahí comienza a deshilarse el argumento, a conocer paulatinamente a los personajes, en un ritmo más o menos frenético y cadencial; y a la misma vez se va narrando a través de flashback el trágico acontecimiento que marcó la vida de Bob Lee. En cuanto al trato del guión y la escenografía, enseguida vemos que es una clara mezcla de multitud de filmes o series de francotiradores, agencias secretas y thrillers. Me vienen a la cabeza algunos títulos como Hunter, Homeland, American Sniper, Bourne e incluso cierto tufillo a Rambo en algunos detalles.

Pero como espectador comercial, debo decir, que la serie te atrapa pronto aunque no esté construida con una pulcritud y desarrollo argumental perfecto. Se puede percibir cierto aire de sobradurismo americano, pero consigue esquivarse con el ritmo frenético que adquieren ambos capítulos a mitad más o menos. La tensión, la incertidumbre y los giros inesperados dotan de interés a un espectador que ve en Ryan a un actor bastante mejorado.  Aún así, del mismo modo que me sucedió con House of Cards, el papel de la mujer del protagonista (Julie Swagger, encarnada por una para mí hasta hoy desconocida Shantel VanSanten), me da la impresión de ser el pilar fundamental del que se sostiene no solo el prota, sino también la sobriedad y el empaque humano y creíble de la historia. Aún así, la relación entre ellos, parece por momentos recordar a esa utopía de pareja perfecta que solo tiene cabida en las películas y para nada en la realidad.

En cuanto a los escenarios, decorados y atrezzo; está bastante bien logrados por ahora, aunque sí se aprecia cierto intento por hacer la cosa más pomposa de lo que realmente es. No obstante, mi beneficio de la duda lo tiene, y esperaré a poder ver los siguientes capítulos de una serie que fue aplazada en su día tras el tiroteo de Dallas.

acores serie shooter

camisetas chico the walking dead

Leave A Reply