Crítica de la serie The Fall

0

Análisis serie The Fall

Belfast, el asesinato de una joven emparentada con un político irlandés trae de cabeza a la policía de Irlanda del Norte, es entonces cuando se decide que Estella Gibson (Gillian Anderson), reputada detective de Scotland Yard, asuma el mando del caso.

De inmediato descubre que se trata de un asesino en serie que no tarda en sembrar el pánico entre la población femenina.  El psicópata en cuestión, cuya identidad se revela desde el primer episodio, es un padre de familia, respetado psicólogo y amante esposo, tan atractivo como retorcido, que satisface su oscura adicción persiguiendo a jóvenes atractivas, morenas y cultas.

Jamie Dornan protagoniza “The Fall“, un thriller psicológico emitido por la cadena BBC Two que se adentra tanto en la mente del asesino como en las motivaciones de la agente de policía encargada de atraparle, descubriéndonos las debilidades, temores y obsesiones que ambos arrastran tras de si, mostrándonos un inquietante paralelismo entre la caza que lleva a cabo el personaje de Dornan con sus victimas y la caza de la policía que le persigue incansable.

El personaje de Dornan  deja ver ciertas contradicciones que hacen prácticamente imposible  no simpatizar en algún momento con él. Por un lado, es un depredador sexual que acecha a sus victimas para torturarlas y asesinarlas en sus propias camas pero  por otro, es un padre ejemplar que se ha ganado el amor incondicional de sus dos hijos en especial de Olivia, la hija mayor que, padeciendo un síndrome de Electra de manual,  llega al punto de proteger a su progenitor sin saber muy bien de qué.

El personaje de Estella es, a su vez, otro tipo de animal, misteriosa y  brillante en su trabajo despierta la admiración de  hombres y mujeres por igual nutriéndose de las relaciones sexuales esporádicas que entabla con ellos, creando así una vía de escape para las frustraciones de su vida privada y acarreándose más de un problema con esta actitud.

The Fall” es también una oportunidad para ver a Jamie Dornan en otros registros lejos del personaje de Christian Grey aunque no demasiado, he de advertir, de sus ya acostumbradas prácticas de Bondage y a la magnífica  Gillian Anderson que ésta ocasión nos deleita interpretando su papel con un perfecto acento británico, pues se sabe que la actriz utiliza un inglés diferente dependiendo del lugar del globo en el que se encuentre rodando ( los amantes de “Expediente X” hemos disfrutado con estos distintos matices).

La segunda temporada de la serie terminó de un modo que a muchos nos sorprendió, dejando abiertas varias tramas y preguntas sin respuesta que se resolverán en una tercera que, aunque no ha sido oficialmente confirmada, se sabe volverá a emitirse el próximo año. En mi opinión es una excelente elección  si queréis disfrutar  desde el primer minuto de una  producción que cuenta con estupendas críticas y el respaldo e indudable garantía de la cadena BBC.

Leave A Reply