Mujeres en las series de televisión

2

Personajes femeninos en las series de televisión

La tercera edad de oro de las series de televisión nos presenta una unidad familiar fragmentada y retratada por una gran cantidad de defectos, dudas y tormentos. Y la importancia de las mujeres en las series de televisión.

Por primera vez, series como Los Soprano (que abrió el camino), The Shield, The Wire, DeadWood, Mad Men, Breaking Bad, Dexter o Sons of Anarchy muestran las miserias de las condición humana representadas en personajes masculinos completamente deconstruidos, imperfectos y cargados de aristas de color gris, se acabaron los blancos y negros absolutos, ahora lo interesante está en los matices de unos anti héroes que nos atraen por lo realista y misterioso de sus vidas.

Estas series permitieron al espectador presenciar desde primera línea de fuego como era de verdad el trasfondo psicológico de unos personajes derrotados por la vida pero que muestran cualidades humanas que conectan con la audiencia ¿Acaso le pasa lo mismo que a mí?

cersei lanister juego de tronos

Pero el papel de la mujer en las series de televisión, o más concretamente en las nuevas series, aunque en ocasiones está en segundo plano, es tan o más importante que el del personaje masculino. Ellas son las que sustentan al malogrado héroe, las que lo alientan y las que, en realidad, mueven los hilos de unas marionetas que bailan a su antojo. El verdadero genio tras la cortina como decía aquella película.

La mujer en la televisón, entra con fuerza en el mundo de las series, algunas de forma explícita como la maravillosa Carrie Mathison (Homeland) o Sarah Linden (The Killing) dos tías auténticas, protagonistas, pero tan imperfectas y antiheroínas como pueden ser Don Draper, Vic Makey, Dexter Morgan o Walter White.

Estas dos protagonistas pueden con todo, pero son imperfectas en grado sumo. Carrie Mathison de manera literal, con una enfermedad bipolar de caballo que en ocasiones le juega malas pasadas, pero ella puede, mientras tanto, lidiar con su familia, con grupos terroristas y con un agente doble que le hace la vida imposible.

Lo de Sarah Linden, ya es de nota. Una pésima madre que no sabe ni cuidar de sí misma, pero implacable a la hora de perseguir al asesino que mantiene aterrorizada, a la atormentada ciudad de Seattle.

Mujeres guerreras como vemos en series como Vikings, en las que la bipolaridad entre Laguertha y Aslaug es evidente y explícita. Una guerrera, la otra una semidiosa amante. Ambas controlan al ciento por ciento las decisiones de Ragnar.

laguerta y slaug

O ni qué decir tiene el personaje de Skyler (brillante Anna Gunn) en Breaking Bad, que merece un análisis profundo e individual dedicado a este personaje femenino, uno de los más complejos e interesantes de los últimos años. El ancla que mantiene atado al profesor de química, entre la marea de sueños de grandeza de Heisenberg. Personaje a la que finalmente observamos como termina “quijotizada” ante la locura y la ira de su marido.

Este tipo de personajes femeninos, eran impensables hace un par de décadas, en las series anteriores a las actuales, los buenos eran muy buenos y los malos eran muy malos. Ahora mismo, en la sociedad actual, eso es algo denostado, la televisión educa al espectador y le hace ver la realidad con un nuevo cristal ahumado por las debilidades humanas.

En otras ocasiones, el papel de la mujer es fundamental pero no tan explícito como en los casos anteriores. Son ellas las que manejan el devenir de los personajes masculinos, pero lo hacen en la sombra y normalmente a través del control sexual de sus maridos u hombres que les rodean.

Obviamente, me refiero a los personajes femeninos de Juego de Tronos. A todos nos viene a la mente la tiranía sexual de Cersei, que atenaza con su belleza a quién se mete en su camino (lo veremos claramente en esta nueva quinta temporada que se estrenará en abril). Pero también, Daenerys Targaryen, que comienza su reinado a través del sometimiento sexual del otrora salvaje Khal Drogo, al que logra controlar desde la intimidad de su alcoba, como si fuera un cachorrillo indefenso.actrices juego de tronos

Pero si hay alguien importante en el devenir de los acontecimientos y que controla los estudiadísimos movimientos de su marido, esa es Claire Underwood, la mujer de Kevin Spacey en la brillante House of Cards. Ella es la que lleva en volandas a Francis hasta lo más alto de la Casa Blanca, ella es la que va tejiendo una telaraña invisble que termina por atrapar a todos los personajes a su antojo.

El otro gran ejemplo de manipulación explícita es el de Gemma Teller, la auténtica matriarca que controla y manipula a un grupo de moteros que van de tipos duros pero que se rinden ante las órdenes veladas de la malvada y pérfida Gemma, tan odiosa como adorable. Gemma hará todo lo necesario para quitar de en medio a las otras féminas que se acerquen al grupo y que amenacen con alterar la paz de su entorno familiar y de todo Charming.

Y no me gustaría terminar este artículo sin mencionar a la otra gran mujer de las series de televisión, ésta sí que trabaja en la sombra, pero no se le debe escapar al ojo más observador. Se trata de Carol, de The Walking Dead, que temporada tras temporada se está convirtiendo en el auténtico líder de un grupo de supervivientes en una realidad distópica hiperrelista.

En momentos de crisis moral, en momentos en que las reglas del juego saltan por los aires, se requiere la presencia de una auténtica líder que sepa tomar las decisiones que otros no se atreverían a  tomar, pero que son las que realmente mantienen vivo al grupo.

Aunque Rick pretende al final de la segunda temporada acabar con la democracia y auto eregirse como líder capaz de tomar todas las decisiones, las circunstancias van sacando el lado más humano y débil del sheriff, que poco a poco va cediendo su cetro a Carol (perdido por los acontecimientos con Lori, nótese de nuevo el fundamental papel de la mujer en las series).

Para personajes como Carol, y en un mundo destruido capaz de tragarse los sueños de cualquiera e invadido por zombies, el fin siempre justifica los medios. Otra mujer que le gana la partida al hombre, el rol femenino, aunque en la sombra, tiene más importancia que el masculino ¿Acaso no ha sido siempre así? ¿Acaso no decía al comenzar esta reflexión que la nueva era de las series se atreve a retratar la realidad tal y como es?

wallpaper sons of anarchy

 

Community Manager y Responsable en Marketing online. Licienciado en "Administración y Dirección de empresas" y en "Publicidad y RRPP" por la Universidad de Murcia. Máster sobre Marketing online en la Escuela Europea de Negocios. Apasionado del marketing, puedes seguirme en los blogs que administro. Sobre series de tv (SerieManiac.com) y fotografía (Atravesdemiespejo.com). Aficionado a la fotografía, las series de televisión extranjeras y al cine. Actualmente inmerso en una novela que estoy escribiendo. He disfrutado viviendo un tiempo en países como Australia, Irlanda, Inglaterra o Dinamarca.

Discussion2 comentarios

  1. De hecho se podría decir son antiheroinas titiriteras con un machete atado al cinto.
    Buen articulo!

Leave A Reply