Crítica episodio 4×01 de New Girl

0

Análisis y opinión del episodio 4×01 de New Girl “The Last Wedding”

New Girl volvió a las pantallas con la que ya es su cuarta temporada el pasado 16 de Septiembre y lo hizo reafirmando su posición como una de las comedias del momento.

Una boda será el trasfondo en el que la trama del capítulo se desarrolle, trama que no olvida a ninguno de los personajes principales y que tampoco ignora los eventos con los que acabó la temporada anterior.

Crítica-episodio-4x01-de-NewGirl

El capítulo empieza con la pandilla siendo invitada a una boda, la última del verano, pero tras haber asistido ya a diez, Jess (Zooey Deschanel) le confiesa a Schmidt (Max Greenfield) que no quiere ir. He aquí ya el primer discurso motivador de Schmidt para convencerla a ella y a Nick (Jake Johnson) de que asistan a la boda y que por supuesto no vuelvan solos a casa.

No puedo no mencionar durante este discurso ni los gestos obscenos de Jess que ella ve como totalmente inocentes ni la breve intervención de Winston (Lamorne Morris) (que apenas puede moverse debido al ejercicio en la academia de policías) que para mi sigue siendo clave en el humor de la serie.

Ya en la boda, aparece Cece (Hannah Simone) y nos da una de las sorpresas del capítulo, ha roto con su novio australiano. Esta noticia nos importa más por la posible trama que podemos volver a tener en esta temporada con Schmidt que por la noticia en sí. Schmidt tratará de no pensar en Cece ligando con una de las damas de honor junto con Nick, cosa que no acabará bien ya que la dama de honor les propondrá una orgía con su amiga (otra dama de honor) y ellos dos. Vuelve el Schmidt que algunas y algunos echábamos de menos, animando a Nick a aceptar el plan de la orgía que evidentemente se niega a aceptar.

Jess por su parte se fijará en el padrino, Ted (Reid Scott), pero no estará sola, por el también competirá Kat (Jessica Biel) una fría mujer, que se muestra como “perfecta” tanto física como intelectualmente hablando. Crítica-episodio-4x01-de-NewGirlEn esta lucha por el soltero de oro, Jess seguirá el gran consejo dado por Winston (otra vez él) y le hará un “Joe Biden“, sencillamente estar ahí, junto a él en todo momento. Gran estrategia que nos aproxima a la mentalidad de acosador-loco que tiene Winston y que hará que Jess acabe en el baño de hombres compartiendo una bonita escena con Nick (se ve que llevan bien la ruptura, siendo unos estupendos amigos), en el que la anima a luchar por él ya que si no quiere acostarse con ella, tiene que estar loco. Jess animada irá y hablará claro con Ted, pero Kat le enseña una foto de ella desnuda. Entre cual de las dos escoger se queda pensando horas y horas, hasta que la boda finalmente acaba y no se queda con ninguna, tras ser rechazado por las dos tras la larga espera.

Seamos claros, el enfrentamiento tuvo sus momentos de risa pero podría haber dado más de sí con otro personaje distinto al de Kat. Tampoco han sabido exprimir bien a los dos actores invitados que se han quedado en un papel bastante olvidable.

Por otra parte Nick habla con Cece y se entera de que esta vuelve a estar soltera así que para evitar que se entere Schmidt decide aceptar el plan de la orgía. Pero tanto embrollo para que todo acabe con Schmidt negándose por las manos ásperas de Nick. Al final en el enfado Nick acaba contándole que Cece vuelve a estar soltera. La verdad, algo decepcionante este final de trama, del que esperaba más y me huelo una temporada con el tema Schmidt-Cece de nuevo que solo serán capaces de salvar si le dan un toque innovador distinto al resto de temporadas, si vuelven a repetir más de lo mismo será un grave error.

El entrenador (Damon Wayans, Jr.) también tendrá sus breves momentos, encontrándose en la boda con un montón de mujeres con las que se ha acostado, incluida una anciana, lo cual da cabida a la extravagancia del personaje y las risas con él.

Al final, toda la pandilla vuelve como se fue, solos en el sentido amoroso-sexual, pero, he aquí la bonita metáfora con la que concluye el capítulo todos juntos como grupo, rompiendo invitaciones de boda (incluida la de Cece que aún guardaban).

Un inicio de temporada con un final bonito pero que a pesar de haber tenido sus momentos, le ha faltado un toque más de humor, del cual se ha quedado corto en mi opinión.

¿Que podemos esperar de la cuarta temporada?

Esta cuarta temporada puede ser realmente o la consolidación de la serie para un par de años más o su final. Y es que volvemos a ver antiguas tramas como la de Cece-Schmidt de la cual ya he hablado arriba y que puede volverse repetitiva si no saben como llevarla.

También veremos esa nueva amistad de Nick y Jess tras su ruptura, lo cual puede ser bastante interesante, y aunque todo el mundo aclama la vuelta de la pareja, admito que primero prefiero ver como se desarrolla esta situación.

Por supuesto DEBEN darle más protagonismo a Winston, de verdad, ¿soy la única que lo piensa?. Su personalidad y su toque de humor son claves y pueden explotarlo (sin pasarse) mucho más de lo que hacen. Algo así deben hacer también con el entrenador que en algunos momentos parece fuera de lugar, deben encontrarle su hueco aún.

En definitiva de este primer episodio podemos concluir con que el toque esencial de New Girl no se ha perdido, aunque parece que la serie torna más a momentos emotivos que irónicos y graciosos tendremos que esperar más para ver en que se convierte esta nueva temporada.

 Crítica-episodio-4x01-de-NewGirl

Estudiante de Historia. Con las manos en el teclado y los ojos en la pantalla. Seriéfila empedernida y amante de la literatura. De vez en cuando, escribo cosas.

Leave A Reply