CRÍTICA MOONRISE KINGDOM

0

RESCATAMOS MOONRISE KINGDOM DE WES ANDERSON

Tras el verano, y tras unas vacaciones plagadas de fotografía que quedarán meses en alguna carpeta de tu escritorio, ahora es el mejor momento para revivir una de las mejores películas del 2012, y disfrutar de su fotografía. Ahora sí, de buena fotografía. El director Wes Anderson, más conocido por Viaje a Darleejing, parece volver la vista atrás, a su infancia, y capturar en la figura de un niño-adulto la aventura de un verano interminable, con sumos alardes de fotografía y metaficción. Y es que por un lado está la mera trama, lo que supone la intrahistoria; por otro, los ecos que derivan hacia sensaciones casi oníricas y de reencuentro.

 moonrise-kingdom

La estructura es sencilla, pero original: se trata de una historia de amor infantil, como cualquier otra podría serlo, bajo un contexto nada desdeñable: él, un niño huérfano odiado en su campamento de verano; ella, una niña rebelde que no soporta la hipocresía de su familia. Ambos se cambiarían a sí mismos. Ambos huyen y viven toda una aventura en la isla. Todo viene seguido por un hilo conductor: un hombre del lugar que sitúa la historia según los acontecimientos, cosechas, clima, etc.

 moonrise-kingdom 4

La irrealidad en la película se convierte tal cuando vemos aparecer a Edward Norton vestido como uno de esos inmaduros jefes de campamento, a lo hortera, a lo boy scout; al ver a Bill Murray calmando sus nervios y la congoja de ser un cornudo saliendo a la calle a talar un árbol; a un Bruce Willis empequeñecido en solidaridad con el joven muchacho.

 moonrise-kingdom 3

Anderson nos transporta a una realidad donde lo imposible se vuelve rutinario, donde lo irónico se vuelve rutinario, donde la extrema seriedad se vuelve rutinario. Donde lo rutinario, no lo es tanto. Así, un niño asume el rol de un experto explorador como si su vida fuese en ello, los rayos apenas le enhollinan las gafas, y las casas se construyen en los árboles… en la misma copa del árbol más alto, concretamente.

 moonrise kingdom 6

Anderson no ha acabado de explotar en la industria cinematográfica, y pese a repartos de algunos actores consagrados, algunos, eso sí, casi en declive, no deja de realizar cine de autor. En otras palabras, hace lo que le da la gana. Y eso, al espectador con inquietudes, le fascina.

 Moonrise Kingdom

El tono surrealista no pasa desapercibido, ni el simbolismo, como el de los prismáticos, que por un lado nos muestra la óptica del cazador cazado y por otra nos enseña lo lejano-deseado. Los tonos ocre (a los exploradores del Campamento Ivanhoe se les llama caqui) durante toda la película nos conducen plenamente a los sesenta. Y una vez allí, es difícil volver a la actualidad.

 moonrise-kingdom 2

Leave A Reply